Rusia

Asesinan a un abogado de derechos humanos que quería reabrir la causa contra un militar ruso

El abogado asesinado, Stanislav Markélov

Serguéi Markélov, abogado de la familia de una joven chechena asesinada en 2000 por un coronel del Ejército ruso, y una periodista del diario Novaya Gazeta, Anastasia Barúroba, han muerto en un tiroteo en el centro de Moscú, según han informado fuentes policiales.

El asesino se ha acercado desde atrás y ha disparado en la nuca a Markélov, para luego hacer lo mismo con su acompañante, Anastasia Barúroba, que falleció poco después del suceso en el hospital. 

"Baburova recibió una herida de bala cuando fue asesinado Markélov y falleció hace 20 minutos en el hospital", según informó el subdirector del periódico Novaya Gaceta, Serguei Sokolov, donde trabajaba Baburova y donde colaboraba la también periodista Anna Politovskaya, asesinada en extrañas circunstancias en octubre de 2006.

Markélov, de 34 años, acababa de ofrecer una rueda de prensa en la que pidió que se reanudase la persecución judicial contra el ex coronel Yuri Budánov, condenado en 2003 a diez años de cárcel por el secuestro y asesinato de la joven chechena Elsa Kungáyeva, y que la semana pasada quedó en libertad tras cumplir más de la mitad de su condena.

¿Un asesinato por encargo?

"Es un asesinato por encargo relacionado con el caso Budánov. Él me había dicho que había recibido amenazas", ha declarado el presidente del Centro de Derechos Humanos de Chechenia, Minkaíl Ezhíev.

La muerte de Kungayeva originó una oleada de protestas en la república, al denunciar su familia que había sido violada y asesinada por soldados rusos ebrios. Budanov fue arrestado y condenado a diez años de prisión, la pena más alta impuesta a un oficial ruso por crímenes cometidos en Chechenia. Pero fue liberado el pasado jueves, lo que provocó protestas en la república rusa.

El militar confesó que había estrangulado a la joven en un arrebato de ira durante un interrogatorio por creer que era la francotiradora chechena que había asesinado a dos oficiales de su unidad.

"Stanislav Markelov es otra víctima que muy probablemente fue asesinada por su profesión y su valiosa labor en la defensa de los derechos humanos", señaló Nicola Duckworth, directora de la organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional.

Markelov había llevado varios casos a la Corte Europea de Derechos Humanos de Estrasburgo. Últimamente representaba al periodista ruso Michail Beketov, que el año pasado sobrevivió a un atentado y está en el hospital.

Reacciones

La líder de la organización pro derechos humanos Grupo Helsinki de Moscú, Liudmila Alexéyeva, ha mostrado su rabia por el asesinato del abogado, y ha declarado que el crimen "retrata totalmente" el estado del sistema judicial en Rusia.

"Yuri Budánov, que cometió un delito grave contra una persona, está en libertad, mientras que, el fundador de la quebrada petrolera Yukos, Mijaíl Jodorkovski y Svetlana Bajminá, jurista de la petrolera, que no mataron a nadie, no pueden obtener la libertad anticipada", ha agregado.

"Lo que ha pasado es simplemente escandaloso", ha declarado Tanya Lokshina, directora de Human Rights Watch en Moscú, que ha comparado el crimen con el asesinato en 2006 de la periodista Anna Politkovskya, muy crítica con el Kremlin. "Éste es un país donde el asesinato de los que defienden los derechos humanos ha pasado a formar parte de la rutina cotidiana", según la abogada de la familia Politkovskya.

Amnistía Internacional ha condenado también el crimen y ha pedido a las autoridades rusas que se lleve a cabo una investigación "completa y objetiva" porque "silenciar a quien defiende los derechos humanos y trabaja en defensa de la ley es absolutamente inaceptable".

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin