Buscar

Sanidad investiga las causas de la pérdida de 300.000 euros en fármacos

EFE
28/08/2019 - 22:03

Guadarrama, 28 ago (EFE).- La Consejería de Sanidad está en contacto con la Gerencia del Hospital de La Princesa para investigar por qué se han perdido cerca de 300.000 euros en medicamentos tras una sobrecarga del sistema, que desconectó durante dos días una de las neveras del servicio de Farmacia del centro.

Durante una visita al Hospital de Guadarrama, el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha indicado que el principal objetivo de la investigación es saber cuál fue el motivo de que no saltase una sonda que está conectada informáticamente y que comunica durante las 24 horas del día las alteraciones de temperatura.

Otro de los ámbitos por aclarar es la bajada de tensión eléctrica, donde tiene "menos alcance lo que pueda hacer la Consejería", ha precisado.

"Nosotros vamos a seguir con la investigación y cuando tengamos el resultado, lo comunicaremos", ha respondido el consejero al ser preguntado si tiene previsto reunirse con los sindicatos para abordar este asunto.

El Hospital La Princesa de Madrid ha perdido cerca de 300.000 euros en fármacos debido a una sobrecarga del sistema que desconectó durante dos días una de las neveras del servicio de Farmacia del centro.

La pérdida de 297.818,83 euros en medicamentos por el citado fallo eléctrico comenzó el 29 de abril, pero solamente el 1 de mayo se detectó que la nevera de la planta -2 del servicio de Farmacia había permanecido desconectada durante dos días, lo que motivó que el refrigerador alcanzara una temperatura de 16 grados.

Después de solucionar el incidente y poner en marcha la nevera para garantizar la seguridad y eficacia de los fármacos, la medicación se puso en cuarentena.

Se contactó después con los laboratorios para conocer si, con la temperatura alcanzada, los medicamentos mantenían su estabilidad, así que se procedió a destruir aquellos fármacos que no tenían estabilidad y se dio la baja correspondiente.

Según el Hospital La Princesa el incidente se debió a un fallo del suministro eléctrico "probablemente por una sobrecarga del sistema", pero cuyo origen último se desconoce. Además, el sistema automático de control de la temperatura tampoco funcionó correctamente.

Las citadas fuentes indican que no se ha vuelto a registrar ninguna incidencia en esta nevera y que, como medida preventiva, junto al control automático se ha establecido el control visual regular de la instalación en cada turno.