Buscar

El PSOE denuncia retraso en la demolición del estadio Vicente Calderón

EFE
11/09/2019 - 14:00

Madrid, 11 sep (EFE).- El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Pepu Hernández, ha denunciado este miércoles el retraso en las obras de demolición del estadio Vicente Calderón y cómo el vecindario y 3.000 estudiantes de varios centros educativos de la zona están soportando ruido y polvo.

El portavoz del Grupo Municipal Socialista, Pepu Hernández, y el responsable del PSOE de Medio Ambiente y Movilidad, Alfredo González, han visitado esta mañana el entorno de los centros escolares afectados por las obras Mahou-Calderón, acompañados por la Asociación de Vecinos Pasillo Verde.

Según Hernández, en el proceso de demolición hay ?retrasos" y se están incumpliendo todos los plazos, y ha añadido que el Gobierno municipal ?no está siendo riguroso con el control y la vigilancia de la afectación de estas operaciones sobre el medio ambiente?.

En la zona hay tres centros escolares: El IES Gran Capitán, el CEIP Tomás Bretón y el CEIP Joaquín Costa, que suman unos 3.00 alumnos que están soportando el ruido y el polvo en suspensión que generan las obras.

Pepu Hernández ha destacado que no han sido instalados "sonómetros adecuados? o que no han sido colocados "donde más incidencia tienen las obras? y ha recordado que la demolición de la parte del estadio Calderón que más afecta a los centros escolares debería haber acabado antes del inicio del curso.

Según el portavoz socialista, es necesario controlar la circulación de grandes camiones durante la entrada y salida de los colegios y también a la hora en que los estudiantes salen al recreo.

Hernández ha solicitado que haya una comisión permanente que informe a los afectados por estas obras y en la que estén presentes la comunidad escolar y los vecinos.

?Para pacificar esta zona y minimizar la afectación es preciso que se acaben las obras, se cumplan los plazos, se controle bien la contaminación acústica y la atmosférica y se dé una solución a los problemas de movilidad que están generándose?, ha dicho Hernández.

Esta semana, varias asociaciones de padres y de vecinos del entorno del Vicente Calderón han manifestado su "preocupación" ante el estado de las obras del proyecto urbanístico Mahou-Calderón, con calles levantadas, niveles altos de ruido y de polvo o retraso en las obras de demolición del estadio.

"Tras un verano espantoso para los vecinos que han sufrido ruidos y polvo incluso en horas intempestivas, el comienzo del curso escolar dispara todas las alarmas ya que no está garantizada la seguridad y la salud de la población escolar de los centros educativos colindantes y de los vecinos", dicen las asociaciones en una nota de prensa remitida este lunes.

La demolición del estadio comenzó a mediados de febrero pasado, a cargo de Mahou San Miguel y del club Atlético de Madrid, promotores del proyecto urbanístico que convertirá el estadio y los terrenos de la antigua fábrica cervecera, 193.804 metros cuadrados, en una zona de nuevas viviendas, espacios verdes y usos terciarios a orillas del río Manzanares.

El proyecto urbanístico del Mahou Calderón contempla suelos de uso residencial de 33.339 metros cuadrados, donde se construirán edificios con 8 alturas de media, y 14.705 metros cuadrados de usos terciarios, 13.893 destinados a equipamiento público y 73.099 a zonas verdes.