Salud

Un experto dice la mejor vacuna para la gripe A es "programar el cerebro" para favorecer las defensas naturales

El doctor Ángel Escudero, creador de la noesiterapia o curación por el pensamiento, ha asegurado que la mejor vacuna contra la gripe A consiste en "programar el cerebro" para favorecer las defensas naturales.

En una entrevista concedida a Europa Press, este médico valenciano ha señalado que "la mejor vacuna contra cualquier enfermedad es vivir en respuesta biológica positiva", ya que "cada pensamiento provoca una de ellas". Si se trata de una idea positiva, las consecuencias sobre el organismo también lo serán.

"¿Alguien puede creer que metiendo el miedo a determinados virus y usando todos los medios de comunicación para que cunda el pánico en la población de todo el mundo, se puede lograr otra cosa que favorecer el negocio de las multinacionales de la farmacia, al tiempo que se hace vivir a las gentes en respuesta biológica negativa, que va a favorecer que sus defensas naturales no funcionen adecuadamente?", se preguntó.

"Analgesia psicológica"

Durante más de 30 años, Escudero llevó a cabo más de 1.000 intervenciones quirúrgicas sin anestesia química, utilizando lo que él denomina "analgesia psicológica", que consigue mediante la curación por el pensamiento o noesiterapia, del griego noesis que significa "acción de pensar". A su juicio, lo más importante en el proceso de curación es el deseo de erradicar la enfermedad. Precisamente, con la noesiterapia, se aprende a programar el cerebro mediante el dominio de su funcionamiento.

"El amor y pensar positivamente genera la energía que pone al paciente en respuesta biológica positiva, el fundamento científico de la noesiterapia o curación por el pensamiento", apuntó Escudero, al tiempo que comentó que en más de 35 años operando sin anestesia química "he podido comprobar que la condición biológica que el cerebro humano necesita para conseguir la analgesia psicológica con sólo un pensamiento, expresado o no en palabras, es tener la boca húmeda."

"Eso es lo primero que pido a mis pacientes antes de operarles, que tengan la boca húmeda. Esa saliva significa - en términos médicos - un predominio vagal muscarínico, que equivale a lo que describo como respuesta biológica positiva. Nuestra boca se convierte así en un indicador biológico de la calidad de vida", precisó.

Antes de someter a sus pacientes a una intervención quirúrgica, este cirujano realiza con ellos una preparación previa. "Les enseño a vivir en respuesta biológica positiva y les hago ver que su cerebro está diseñado para atraer a sus vidas lo que piensan, así acuden tranquilos al quirófano", afirmó.

Esta práctica, a su juicio, contrasta con el procedimiento médico formal de consentimiento informado, que tildó de "barbaridad" legislativa al situar en el cerebro del paciente, en el momento más crítico del preoperatorio, "todas las complicaciones que, por ley, hay que advertirles de que pueden afectarles".

Relacionados

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

sergio
A Favor
En Contra

interesante

Puntuación 1
#1