Salud

El brote de leishmaniasis se reduce en 2012 tras más de 200 casos desde 2010

Fuenlabrada, 27 mar (EFE).- La Comunidad de Madrid ha registrado más de 200 casos de enfermos por leishmaniasis entre 2010 y 2011, un repunte muy alto respecto a años anteriores, sin embargo, desde la Consejería de Sanidad han informado hoy de que el brote está controlado y en lo que va de 2012 sólo han detectado cuatro casos.

Así se lo ha indicado hoy a Efe la directora general de Ordenación e Inspección de la Consejería de Sanidad, Paloma Martín, quien ha explicado que antes de 2010 lo habitual en la Comunidad eran entre 10 y 20 casos al año, ya que la leishmania es una enfermedad endémica que se encuentra de forma natural en algunas regiones de España, entre ellas Madrid.

Sin embargo, en 2010 y 2011 se produjo un repunte de los casos por esta enfermedad en la Comunidad, superándose los 200 afectados, aunque Paloma Martín ha asegurado que en los tres primeros meses de 2012 se ha vuelto a parámetros "absolutamente ordinarios" y solo se han registrado cuatro casos.

La mayoría de estos casos se han producido en Fuenlabrada, foco de este brote, concretamente, según datos de la Consejería ofrecidos a Efe, en 2009 sólo se dieron tres casos; en 2010 se aumentó a 83 (22 viscerales y 61 cutáneos); en 2011 a 114 (48 viscerales y 66 cutáneos); y en los tres primeros meses de 2012 sólo se ha dado un caso, que ha sido visceral.

Los casos viscerales son los más graves, e implican el ingreso hospitalario para recibir el tratamiento, aunque, según ha explicado la directora de Ordenación e Inspección, éste es "corto y la respuesta del paciente es buena, con lo que la hospitalización sólo suele durar dos días".

Para conseguir reducir este fuerte repunte, desde la Consejería de Sanidad han detallado que se han tomado, sobre todo, medidas de saneamiento ambiental: traslado de zonas de acopio de restos vegetales, limpieza de parcelas, desbroce, desecación de lagunas, eliminación de escombreras y fumigaciones periódicas en zonas verdes donde pudiera habitar el mosquito que trasmite la enfermedad.

Paloma Martín ha argumentado la proliferación de casos en Fuenlabrada y en algunos municipios aledaños (Getafe o Leganés) en que "tradicionalmente la zona del sur de Madrid tiene un alto número de mosquitos. Zonas que antes eran rurales y que se han convertido en urbanas, con un importante número de parques".

"Se ha alterado el ecosistema y hay un mayor crecimiento de este número de mosquitos que trasmiten la enfermedad al hombre", ha detallado.

En cualquier caso, ha reseñado que actualmente se encuentran "en parámetros absolutamente ordinarios de los casos de leishmania anuales" y ha querido "trasmitir absoluta tranquilidad a la población", ya que ha asegurado que "las actuaciones han sido las adecuadas y así lo están valorando de forma muy positiva tanto los expertos como la Organización Mundial de la Salud".

Precisamente hoy se ha celebrado un simposio para analizar los "Brotes de la leishmaniasis visceral" en el hospital de Fuenlabrada, pero el acceso se encontraba restringido a los profesionales sanitarios y no se ha permitido asistir a la prensa.

Desde organizaciones como la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria no se ofrecen los mismos datos de la consejería y se asegura que durante estos últimos meses el brote no ha descendido, habiéndose alcanzado ya un total de 228 personas afectadas, de las cuales alguna aún siguen hospitalizadas.

A esta Sociedad pertenece una de las ponentes en el simposio de hoy, la doctora Mar Noguerol, médico de familia en un Centro de Salud de Fuenlabrada, quien ha declinado hacer declaraciones.

La leishmaniasis es una enfermedad tropical causada en perros y en humanos por la picadura de mosquitos del género Phlebotomus, afecta especialmente a personas inmunodepresivas y en su vertiente visceral ataca el hígado y el bazo, pudiendo ser mortal si no se trata a tiempo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin