Salud

Baleares.-Govern actuará con el Ministerio de Sanidad para controlar y acotar la venta ilegal de fármacos por Internet

La Conselleria de Salud y Consumo de Baleares actuará junto al Ministerio de Sanidad y la Agencia Española del Medicamento para establecer un mecanismo que permita controlar y acotar la venta ilegal de fármacos por Internet, al tiempo que se sensibilizará a la población de los riesgos que supone la adquisición de medicamentos a través de canales no autorizados en España, como sucede en el caso de la red.

PALMA DE MALLORCA, 31 (EUROPA PRESS)

Así lo señaló hoy el conseller, Vicenç Thomàs, en rueda de prensa de presentación de la campaña 'No te automediques, cumple el tratamiento. La salud no es un juego', puesta en marcha hoy y con la que se pretende concienciar a la población de la necesidad de consumir los medicamentos de forma racional, además de informar de los beneficios del cumplimiento del tratamiento prescrito.

En concreto, tal y como ya avanzó la Conselleria hace unas semanas, un 18,5 por ciento de la ciudadanía de las islas se automedica (el 17,9 por ciento de los hombres y el 19 por ciento de las mujeres), una de las cifras más elevadas del Estado. Esta cantidad, correspondiente al pasado mes de febrero, supone un aumento del 2,6 por ciento respecto a enero y del 4,5 en relación con el mismo mes del año anterior, de acuerdo a los últimos datos de la Encuesta de Salud de Baleares.

En este sentido, los medicamentos para el dolor son los más consumidos (51 por ciento entre las mujeres y 42 por ciento entre los hombre), seguidos de los fármacos para el resfriado, la hipertensión arterial y los tranquilizantes. Un 62 por ciento de la población adulta declara haber consumido medicamentos dos semanas antes de la realización de esta encuesta, consumo más frecuente entre las mujeres (66,8 por ciento).

Respecto a la compra de fármacos a través de Internet, el conseller manifestó que se trata de un problema "complejo" que hay que abordar, ya que la mayoría de productos que se venden por la red son falsificaciones, según apuntó.

En cuanto a la campaña, Thomàs especificó que se desarrollará en colaboración con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Baleares para promover el uso adecuado de los medicamentos con una mayor tendencia al abuso, como son los analgésicos, psicofármacos, antibióticos, laxantes y descongestivos nasales. Para ello, se han editado 2.500 carteles informativos en los centros de Atención Primaria, hospitales y oficinas de farmacia.

Asimismo, hay programadas por el momento 18 charlas informativas en Ayuntamientos, asociaciones de vecinos y asociaciones de la tercera edad de Palma, la Part Forana, Menorca e Ibiza, mientras que se ha organizado un ciclo de sesiones clínicas -hay 17 ya concertadas- dirigidas a profesionales sanitarios, enfermeros, apotecarios y fisioterapeutas de los ámbitos público y privado, en las que se tratará la farmacovigilancia como herramienta para valorar la seguridad de los medicamentos y su uso racional.

Tal y como enfatizó, la automedicación "nunca es buena" por lo que consideró "imprecindible" que todos los ciudadanos tomen conciencia de la importancia de seguir el tratamiento que aconseja el médico. "Automedicarse puede conllevar más problemas que ventajas nunca redundará en una mejora de la salud", prosiguió el conseller, quien incidió en la necesidad de contar con la asesoría de los profesionales sanitarios.

USO DE PLANTAS MEDICINALES

Por otro lado, el presidente del Colegio de Farmacéuticos, Antoni Real, hizo referencia al elevado consumo de fitoterapia que se produce en el archipiélago, que estaría relacionado con el alto número de turistas, principalmente alemanes, que cuentan con una larga tradición en el uso de plantas medicinales. En este sentido, en Alemania es habitual que los médicos prescriban fármacos basados en plantas medicinales. Este fenómeno contribuiría también al aumento de la automedicación en las islas.

Asimismo, manifestó que desde Baleares se ha pedido la actualización de la lista de medicamentos que pueden dispensarse con y sin receta y, por último, negó la existencia de problemas de suministro de determinados medicamentos desde sus laboratorios de origen, justificando que se trata de "problemas puntuales" de desabastecimiento que no están relacionados con ningún fármaco en concreto.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin