Salud

Cerca del 90% de las mujeres españolas presentan una ingesta insuficiente de calcio y carencias de vitamina D

Ambos son la clave para prevenir las fracturas derivadas de la osteoporosis ESTAMBUL (TURQUÍA), 14 (De la enviada especial de Europa Press, Isabel Vega) Cerca del 90% de las mujeres españolas consumen una dosis diaria insuficiente de calcio y un 63,9% de las que han atravesado la menopausia tiene carencias de vitamina D, dos elementos con un "papel crítico y fundamental" en el tratamiento de la osteoporosis y la prevención de las fracturas óseas derivadas, según el estudio PREVICAD presentado por el doctor de la Unidad de Metabolismo Mineral del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, José Manuel Quesada.

Cerca del 90% de las mujeres españolas consumen una dosis diaria insuficiente de calcio y un 63,9% de las que han atravesado la menopausia tiene carencias de vitamina D, dos elementos con un "papel crítico y fundamental" en el tratamiento de la osteoporosis y la prevención de las fracturas óseas derivadas, según el estudio PREVICAD presentado por el doctor de la Unidad de Metabolismo Mineral del Servicio de Endocrinología del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, José Manuel Quesada.

El trabajo, que se dio a conocer en el marco del simposio 'Nuevas iniciativas en el tratamiento de la osteoporosis' organizado por P&G Pharmaceuticals en Estambul, concluye que "existe una disminución de las fracturas osteoporóticas cuando se suplementa con calcio y vitamina D" a los pacientes, sin embargo, se trata de la fase de tratamiento de la osteoporosis "que peor cumplimiento tiene".

En este sentido, Quesada señaló que "en la práctica clínica diaria un reducido porcentaje de paciente sumplementan con calcio y vitamina D su tratamiento con biofosfonatos (indicados para la osteoporosis)" y denunció la escasa permanencia de los pacientes, en parte porque "el paciente crónico (...) no tiene sensación de necesitar el tratamiento porque se trata de prevenir una posible nueva fractura" a futuro.

Sin embargo, la falta de calcio y vitamina D "multiplica por siete o por diez el riesgo de fractura" por lo que en el momento en que se aprecie una rotura por fragilidad en cualquier radiografía "el paciente tiene que emplezar de inmediato a tomar tratamiento antirresortivo" suplementado, incidió el experto.

El estudio PREVICAD concluye que el mientras el 91% de las pacientes prefieren tomar una sola dosis de calcio y vitamina D al día, lo cierto es que el 25% de ellas no lo hace. Además, a los doce meses de iniciar el tratamiento, sólo un 45% de las mujeres posmenopáusicas mayores de cincuenta años que iniciaron la suplementación continúa tomando la dosis indicada.

Para promover la adherencia, el experto recomienda los paquetes combinados de Risedronato (biofosfonato de P&G Pharmaceuticals), calcio y vitamina D porque "pueden mejorar la comprensión de las instrucciones posológicas y conseguir una mejor adherencia al tratamiento", ya que, según el estudio, esta es la opción que prefieren los pacientes.

Asimismo, dado que en su opinión, "la osteoporosis tiene dimensiones epidemiológicas", reivindicó "un tratamiento integral en la prevención de la fractura osteoporótica" y apostó por el citrato cálcico frente al carbonato "porque se puede tomar en cualquier momento del día", "se absorbe mejor" y, según afirmó, "con menos dosis se obtiene una mejor respuesta y mayor biodisponibilidad".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin