Buscar

Consultora de la OMS rechaza definir la agresión en la familia como 'violencia machista' porque "victimiza" a la mujer

14/05/2008 - 15:48

La presidenta de la Asociación Internacional para la Salud Mental de la Mujer (IAWMH, siglas en inglés), Donna Stewart, consultora de la Organización Mundial de la Salud (OMS), rechaza definir como 'violencia machista' las agresiones que se producen en la familia porque, a su juicio, estos términos hacen pensar que "todo hombre es malo" y "victimiza" a la mujer cuando, en realidad, "la violencia está en el seno familiar y es donde hay que aprender a manejarla".

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

"Las mujeres y los hombres son iguales a la hora de iniciar un conflicto. La diferencia está en que ellos son más violentos y pueden causar daño físico. No se puede hablar de 'violencia machista' porque hace pensar que todos los hombres son malos porque pegan a las mujeres y las victimiza a ellas", manifestó la experta en la conferencia 'La Salud Mental de la Mujer en el Mundo', organizada por el Colegio de Médicos de Madrid, la Universidad Complutense y el Hospital Clínico San Carlos, financiado por los laboratorios Wyeth.

En este encuentro, donde también participó el profesor Juan José López-Ibor, catedrático y director del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Clínico, la consultora de la OMS aseguró que, en el seno familiar "hay mucha violencia" y que es precisamente ahí donde hay que "aprender a manejarla" a través de la educación.

La profesora canadiense hizo hincapié en el papel fundamental que desarrolla la educación a la hora de erradicar la violencia contra las mujeres yen la eliminación de las barreras que todavía hoy las hacen más vulnerables por tener un acceso más difícil a derechos humanos fundamentales, como la autonomía personal, la educación, la seguridad, al trabajo o a la salud, entre otros.

"Sin duda, existen factores socioeconómicos y circunstancias negativas relacionadas con los Derechos Humanos que perjudican la salud mental de la mujer", aseguró la profesora Stewart, quien explicó que, por ejemplo, la depresión es "consecuencia de una mezcla de factores de riesgo genéticos, biológicos, hormonales, psicosociales y ambientales, de forma que la importancia de estos factores o circunstancias varía en cada mujer".

En este sentido, la experta recordó que el 70 por ciento de los pobres de todo el mundo son mujeres y que ellas cobran entre un 30 y un 50 por ciento menos que ellos por realizar el mismo trabajo. Asimismo, destacó que el 46 por ciento de las niñas de todo el mundo no puede acceder a la educación primaria y señaló, en el ámbito de los derechos reproductivos y sexuales, que el mercado ilegal de la prostitución trafica con casi un millón de mujeres cada año.

Para mejorar la situación de discriminación que viven las mujeres de todo el mundo y su estado de salud, la presidenta de la IAWMH apuesta por la puesta en marcha de programas de salud mental en el que se priorice la atención de las mujeres desde la adolescencia, el periodo más problemático, y durante "toda la vida".

El objetivo es identificar los trastornos que sufre la mujer en este campo, apoyar la prevención, fomentar el tratamiento y realizar campañas de información contra el estigma. Para la profesora Stewart, en esta tarea es esencial el papel que debe jugar el médico de Atención Primaria (AP) por ser el profesional más cercano a los problemas del día a día y el primero en conocer cada situación.