Salud

El veneno de las abejas: nueva terapia milagrosa de belleza y salud

Abeja polinizando una flor.

Son pocos los lugares en España donde se utilizan las abejas como terapia. Sin embargo, afirman los pocos expertos que residen en nuestro país que estos insectos llevan mucho tiempo incorporados como 'medicina' en hospitales de China, Japón, Irán, Corea o Chile.

La apiterapia se nutre del efecto curativo del veneno que suministran las abejas en sus picaduras, un cóctel perfecto formado por 80 sustancias antiinflamatorias, depurativas y vasodilatadoras.

Según relata el diario El Mundo, desde su clínica de Barcelona, Alberto Moreno trata a cada vez más personas con problemas de artritis deseosas de buscar nuevos métodos curativos.

El veneno de abejas se ha probado como un importante remedio para afecciones como lupus, reúma, artritis, fibromalgia o esclerosis múltiple.

Un veneno para rejuvenecer

Y no solo eso. La moda ha llevado su uso al campo de la estética, donde trata de venderse como el último producto milagro para rejuvenecer, algo más cuestionado por los expertos debido a que el veneno pierde el 80% de sus propiedades en el momento en el que es alcanzado por la luz, al salir del organismo de la abeja. Salvo si este es aplicado directamente a modo de picadura.

Al parecer, fue un tratamiento de picaduras de abeja lo que ayudó a Kate Middleton a lucir radiante el día de su boda con el príncipe Guillermo de Inglaterra. Esto se debe a que el veneno favorece la circulación de la sangre y dilata los vasos, lo que produce el efecto de rejuvenecer.

comentariosforum3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 3

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
Siclo económico
A Favor
En Contra

PUES A VER SI LO QUE QUIEREN ALGUNOS QUE LAS ESCAZAS ABEJAS DESAPAREZCAN Y NO HAYA POLINIZACIÓN DE LAS FLORES EN EL MUNDO YA QUE CUANDO UNA ABEJA PICA E INYECTA SU VENENO MUERE.

Puntuación 0
#1
beltenebrós
A Favor
En Contra

Muy cierto, se de buena tinta que a la futura reina de Inglaterra consorte -la tal Kate-, la encerraron en una habitación del palacio de Balmoral, le soltaron 2 colmenas de abejas -ya que con una no hubo bastante-; los animalitos se ensañaron con la idiota ésta, éso durante no menos de 48 horas.

A la semana se casaba la bien amada Kate, como vimos todos con la tez bien resplandeciente.

Tres semanas despues declaraba en el Hola inglés: "Pa aguijonazaos, los que me mete a mi, mi marido."

Puntuación 0
#2
Archidona
A Favor
En Contra

Mira, Siclo: A mí me picó una abeja en el nabo y desde entonces parezco el Cipote de Archidona.

A ti te debió picar una de pequeño en el parietal izquierdo. Desde entonces no levantas cabeza.

Puntuación 8
#3