Salud

El TSJM paraliza la externalización por su "difícil reversibilidad"

Madrid, 27 ene (EFE).- La sección Tercera del TSJM ha decidido mantener la suspensión cautelar de la externalización de seis hospitales y extenderla a otros dos recursos más, al considerar que el proceso puede provocar "situaciones irreversibles o de difícil o costosa reversibilidad".

La sección ha ponderado "los perjuicios que, tanto para los recurrentes como para los licitadores, como para el interés general se producirían en caso de que estimáramos el recurso una vez adjudicados y formalizados los contratos y una vez entregada la gestión del servicio público a las concesionarias".

De ahí que haya desestimado el recurso de casación de la Consejería de Sanidad contra la suspensión cautelar dictada en septiembre pasado a petición de AFEM, y además haya declarado la suspensión en otros dos recursos de Amyts, lo que, según fuentes sindicales, supone "la puntilla" al proceso de externalización.

En su auto de hoy, los jueces entienden que el sindicato de médicos AMYTS, "en tanto en cuanto defiende los intereses de sus asociados directamente afectados" por la externalización, está "legitimada para impugnar el proceso", en contra de lo alegado por la Consejería, ya que "ostenta un derecho o interés legítimo".

Para el tribunal, es "evidente" que el cambio del sistema de gestión de los seis hospitales "afecta o puede afectar las condiciones de trabajo del colectivo de personal estatutario", dada la "modificación de la situación jurídica" de los afectados.

Respecto a la impugnación de la resolución de 30 de abril por la que se convocaba el concurso, y tras alegar Sanidad "la imposibilidad de suspender un acto administrativo ya ejecutado", la sección considera que "ni la resolución administrativa impugnada se agota en sí misma ni existe imposibilidad alguna de que no pueda ser suspendida", explica el auto.

"Muy por el contrario", al hacerse público el contenido de la convocatoria de los pliegos "es cuando los mismos pueden ser impugnados por quienes están legalmente legitimados", añade la sección.

Tras considerar que la finalidad legítima del recurso es "prioritariamente la efectividad de la sentencia que finalmente haya de ser dictada", señala la "necesidad de preservar ese efecto útil de la futura sentencia".

Por ello, y ante la posibilidad de que el transcurso del tiempo la "ponga en riesgo, por poder surgir, en ese espacio temporal situaciones irreversibles o de difícil o costosa reversibilidad", la sección ha decidido extender la suspensión que mantenía paralizado el proceso.

Esta decisión ha sido posible después de que, el pasado 9 de enero, el pleno de la sala de lo Contencioso Administrativo del TSJM, que se había reunido para decidir sobre siete recursos relacionados con la externalización, acordara devolverlos a las secciones Tercera y Octava de donde procedían, con el voto a favor de 30 de los 43 magistrados que componían el pleno.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin