Salud

El colesterol bueno reduce la expansión de las células del cáncer

Células del cáncer. Foto | Thinkstock

Un equipo de científicos internacionales dirigido por Carlos Enrich, de la Universidad de Barcelona, ha descubierto que el colesterol malo es uno de los posibles responsables de la metástasis en seres humanos. | Descubren un 'jugador inesperado' en la regulación del colesterol en la sangre.

En modelos celulares del cáncer humano, los científicos demuestran que el colesterol malo (LDL) estimula a las células cancerosas a moverse y diseminarse. El colesterol bueno (HDL) se opone a esos mismos mecanismos moleculares, según recoge ABC.

"La metástasis es uno de los grandes asuntos que hacen el cáncer tan difícil de tratar", dice Enrich, que junto a otros 22 investigadores han publicado el resultado de sus estudios en Cell Reports.

Las células del cuerpo humano se unen a sus vecinas mediante unas proteínas llamadas integrinas, lo que provoca la diseminación de las células cancerosas desde su tumor original hasta otros órganos o tejidos lejanos a través de la sangre o el circuito linfático. Y es ahí donde interviene el colesterol: en el tráfico intracelular que determina qué integrinas y cuántas se integran en la membrana de la célula cancerosa.

"Lo que más nos interesó es que el colesterol se revelaba como necesario para mantener las integrinas en la superficie de las células cancerosas. Pero hasta ahora no se sabía como se podía manipular para ayudar en el tratamiento del cáncer", explica Enrich.

El colesterol es insoluble en la sangre, como cualquier grasa es insoluble en agua. Para viajar por la sangre tiene que unirse a complejos de proteínas, formando lipoproteínas (grasas unidas a proteínas), que vienen en dos modelos: las de baja densidad (LDL) transportan el colesterol recién sintetizado en el hígado hasta otros órganos; las de alta densidad (HDL) retiran el exceso de colesterol de esos órganos y lo devuelven al hígado. Idealmente, el hígado se entera así de que ya sobra colesterol y deja de sintetizarlo, o incluso empieza a degradarlo.

Pero ahora, los términos bueno y malo se pueden extender a un ámbito completamente distinto de la metástasis. El colesterol malo (LDL) estimula la capacidad invasiva de las células cancerosas, mientras que el bueno (HDL) la reduce.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin