Buscar

El 10% de las muertes relacionadas con el trabajo son por accidentes y el resto se deben a enfermedades

Agencias
17/06/2008 - 15:55

El 90% de las muertes de trabajadores tiene su origen en las enfermedades profesionales y el 10% sería como consecuencia de accidentes laborales, bien en el centro de trabajo o en trayectos al mismo ('in itinere'), según los datos que maneja el Instituto Sindical del Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS), fundación de CCOO, con sede en Madrid, que promueve la salud y la seguridad en el trabajo, aproximadamente.

El dato fue proporcionado por el secretario general de CCOO, Antonio Pino, esta mañana en la jornada de Salud laboral celebrada en Gijón, según informaron fuentes de CCOO a través de una nota de prensa.

En Asturias, concretamente, según los últimos datos de que dispone la fundación, referidos a 2005, de los 583 trabajadores fallecidos en ese periodo de tiempo (12 meses), 543 lo fueron por enfermedades laborales y 40 a causa de accidentes.

Para CCOO, lo más "preocupante" es que el actual registro de enfermedades profesionales "ni siquiera" permite conocer la dimensión real del problema y "minimiza e infravalora" el impacto de las mismas.

El sindicato considera que los accidentes de trabajo mortales -Asturias está registrando en lo que llevamos de año un promedio de una víctima mortal cada semana: 16 en los cuatro primeros meses de 2008- y los siniestros graves son sólo "la punta de iceberg" del problema de seguridad y salud que padecen los trabajadores.

Un plan de actuación

Por otra parte, desde CCOO de Asturias exigieron a la Administración que, a través del Instituto Asturiano de Prevención de Riesgos Laborales, ponga en marcha el plan de actuación para el año 2008, donde se contemplan medidas urgentes dirigidas a paliar esta situación.

En cuanto a los empresarios, los sindicalistas les instaron a plasmar con hechos, en la actuación diaria, su compromiso tantas veces reiterado de garantizar la seguridad y salud de sus trabajadores. Finalmente, desde CCOO recordaron que los propios trabajadores tienen que ser conscientes de lo mucho que se juegan y exigir condiciones laborales seguras para el desempeño de su labor.