Buscar

Galicia.-El H. La Rosaleda de Santiago realiza las dos primeras operaciones de prótesis de tobillo en la comunidad

23/06/2008 - 18:14

El doctor Francisco Guitián del Hospital La Rosaleda llevó a cabo las dos primeras operaciones materializadas en Galicia para colocar prótesis de tobillo y que permitirán que dos vecinos de Ribeira (A Coruña) puedan recuperar la movilidad de sus tobillos.

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 (EUROPA PRESS)

El doctor Francisco Guitián del Hospital La Rosaleda llevó a cabo las dos primeras operaciones materializadas en Galicia para colocar prótesis de tobillo y que permitirán que dos vecinos de Ribeira (A Coruña) puedan recuperar la movilidad de sus tobillos.

Según informó hoy La Rosaleda, las intervenciones fueron "todo un éxito" y el facultativo que las llevó a cabo manifestó que confía en que los pacientes puedan caminar "en unos días".

Además de ser la primera práctica de este tipo que se lleva a cabo en la ciudad, es también pionera en Galicia, según matizó La Rosaleda, donde "apenas se han colocado prótesis de tobillo", una operación que los médicos desestimaban al carecer de prótesis adecuadas.

Sin embargo, los últimos avances permiten sustituir el viejo método de fijación de la articulación, artrodesis, por la implantación de las prótesis, mucho más eficaces. En las áreas ortopédica y traumatológica, las prótesis de tobillo "han causado toda una revolución", según resaltó el hospital privado compostelano.

La prótesis de tobillo consiste en una intervención quirúrgica destinada a sustituir la articulación del tobillo cuando ésta se encuentra deteriorada. Se conforman de un componente superior que se fija a la tibia, otro inferior que lo hace en el astrálago (ambos de titanio) y otra pieza intermedia de polietileno que permite el desplazamiento y los movimientos de flexión y extensión que, fundamentalmente, tiene el tobillo. Pueden ser fijados al hueso directamente por presión o bien usando un cemento especial.

La operación, aconsejada especialmente cuando el paciente ha perdido una notable calidad de vida, requiere cierta experiencia del cirujano y conlleva los riesgos propios de cualquier intervención, pero la recuperación es muy rápida, pudiendo andar el paciente en unos días. Para ello, deberá realizar un proceso de rehabilitación de varias semanas para conseguir buena movilidad en el tobillo.

Contenido patrocinado

Otras noticias