Buscar

Canarias.-El 90% de los inspectores sanitarios reclama "equiparación salarial y una norma única para el personal"

4/07/2008 - 14:53

El 90 por ciento de los 250 inspectores sanitarios de Canarias reclama "la equiparación salarial y una norma única para el personal del Servicio Canario de Salud" (SCS) porque "se encuentran absolutamente discriminados profesionalmente respecto de los compañeros de las instituciones", según explicó hoy en rueda de prensa en el Colegio de Médicos de Las Palmas el inspector médico, Alberto Cabrera.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 4 (EUROPA PRESS)

Con este objetivo se ha creado, durante las I Jornadas Técnicas de la Inspección de Servicios Sanitarios de dicha Comunidad Autónoma, la Asociación Canaria de Inspección y Administración Sanitaria cuya presidencia ostenta Cabrera y que integran los funcionarios de servicios públicos pero a la que se espera se adhieran los de salud pública y los titulados universitarios de servicios centrales y territoriales del SCS.

Dicho organismo, que trasladará sus preocupaciones a la Consejería de sanidad del Gobierno de Canarias, "pretende participar en la vida pública y lo hará mediante la edición de publicaciones periódicas, la presencia en medios de opinión técnica sobre asuntos sanitarios que eclosionan en la vida pública y sobre las que no hay visión de independencia".

De esta manera, anunció Cabrera, los inspectores sanitarios participarán en foros sociales que "promuevan un sistema de financiación pública equitativo y de calidad", además aclaró que es "falso que una provisión mayoritariamente privada proteja la viabilidad del sistema sanitario público que es una auténtica falacia"

En este sentido, destacó que Canarias es, después de Cataluña la Comunidad que más emplea la sanidad privada, concretamente supone más de la tercera parte de la asistencia sanitaria.

Cabrera quiso recordar que la sanidad gestionada por las administraciones tiene colgado el "san benito" de ser "menos eficientes" aunque se mostró convencido de que "la población sabe distinguir quien está por la calidad de las prestaciones y quien está por sacar el máximo provecho económico".

Según el presidente de esta Asociación "ahora" entran percibiendo el "mismo" salario y "al cabo del tiempo la diferencia con respecto a médicos, farmacéuticos y enfermeros del servicio público se sitúa en torno a los 15.000 euros anuales".

Además, los inspectores reivindican "la autonomía de su función", sin olvidar, "la verificación de que los servicios sanitarios cumplen con la norma publicada y, por tanto, levantar actas de inspección cuando se producen desviaciones entre lo que sucede en realidad y lo que está normalizado".

El sistema público, a jucio de Cabrera, es "robusto pero hay ideas que no van en la vía de rebostucerlo, básicamente, seguir introduciendo, fortaleciendo o impulsando la privatización de los sectores asistenciales". Ante esto se mostró, como funcionario público "en contra", aunque considera que el sector privado hay que mantener "relaciones de lealtad y estabilidad económicas y de futuro".

En definitiva, concluyó Alberto Cabrera, estos "funcionarios se han organizado de forma autónoma para tener una opinión libre y autónoma de la supeditación que la ley marca a los funcionarios respecto a las autoridades" garantizan la "lealtad" pero se "necesita avanzar en temas de transparencia".

Contenido patrocinado

Otras noticias