Salud

Directivos sanitarios denuncian que el sistema retributivo en la sanidad pública "prima la ineficiencia"

El presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (Sedisa), Joaquín Estévez, ha asegurado que el actual sistema retributivo de los profesionales sanitarios del Sistema Nacional de Salud (SNS) "prima la ineficiencia" y, por tanto, exigen un cambio que lo enfoque a otros valores como el esfuerzo o la eficiencia.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Durante su participación en el Congreso Nacional 'Gestión Clínica: realidad o ficción' celebrado en Barcelona, este experto ha defendido la necesidad de establecer un sistema de evaluación/retribución que fije incentivos "proporcionales al rendimiento, productividad, calidad, costes unitarios, eficacia y eficiencia".

Además, el presidente de Sedisa ha recordado que la gestión clínica no trata de transformar los clínicos en gestiones no lo contrario, sino "establecer un sistema que facilite la participación de los clínicos en la mejora sistemática de la eficiencia, mediante el desarrollo de prácticas de gestión adecuadas".

Esta apuesta por la eficiencia pasa por tres estrategias: la mejora de la excelencia y la calidad, de la gestión del personal y de la gestión de los costes.

Para conseguir esta mejora en la eficiencia en beneficio del paciente también considera "vital" una evaluación permanente realizada por un órgano independiente de políticos, profesionales y directivos, que sistemáticamente comparen los resultados obtenidos con los estándares que se plantean conseguir.

En este sentido, Sedisa ha desarrollado el documento 'Las 10 claves de la gestión clínica' que, además de abordar los fundamentos, los actores implicados y la cultura corporativa en torno a la gestión clínica, apuntan algunas de las claves más importantes en esta materia.

Entre otros aspectos, propone diseñar los procesos en torno a la satisfacción de las expectativas del paciente; promover la autonomía y flexibilidad de las unidades para lograr la asunción de responsabilidad y riesgo correspondientes; facilitar el control y evaluación del hospital y las unidades funcionales, mediante una gestión e información transparente, y desarrollar una dirección participativa por objetivos en el hospital y en las unidades funcionales, y medir periódicamente su eficacia.

Asimismo, Estévez ha destacado que, además de los cambios en el sistema retributivo y el control y la evaluación, se han de diseñar los procesos en torno a la satisfacción de las expectativas del paciente, o que estas unidades tengan la autonomía suficiente para asumir responsabilidad y riesgo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin