Salud

Los pediatras advierten de una posible pérdida en la calidad asistencial a bebés

Madrid, 25 feb (EFE).- Asociaciones de pediatras han advertido hoy de una posible pérdida en la calidad asistencial a los recién nacidos en la Comunidad de Madrid por la reducción en el plazo de inscripción en las tarjetas sanitarias, aunque la Conserjería insiste en que el cambio no afecta en nada a la atención sanitaria.

La Consejería de Sanidad ha explicado que se ha reducido de un año a 3 meses el plazo para regularizar administrativamente la situación de los recién nacidos, es decir, para solicitar en las unidades administrativas de los centros de salud una tarjeta sanitaria específica o su adscripción a la de alguno de sus padres.

Según han comentado, este cambio "se realiza a petición de los propios profesionales sanitarios para tener lo más actualizado posible los datos de los pacientes a los que atienden".

Sin embargo, la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria y la Sociedad de Pediatría de Madrid y Castilla la Mancha han señalado en un comunicado que, aunque los recién nacidos no pierden el derecho a la asistencia, este cambio puede "interferir con la agilidad y la calidad" de la misma en la Atención Primaria.

En este punto, han comentado que pasados los 90 días, si no cuentan con tarjeta sanitaria, los bebés no constan como usuarios "ni en los cupos de los pediatras ni en los centros de salud a los que acudían", aunque pueden ser atendidos como "transeúnte general".

Además, han apuntado que con esta figura administrativa, diseñada para pacientes de paso y que tiene una validez de 24 horas, hay que dar de alta a los niños en cada visita, lo que puede provocar una "sobrecarga de trabajo a las unidades administrativas".

Por ello, ambas asociaciones pediátricas han solicitado crear "un procedimiento para incluir a los recién nacidos en el sistema de salud, antes incluso de proceder al trámite de solicitud de la tarjeta sanitaria individual".

Desde la Consejería de Sanidad han insistido en que la reducción en el plazo de inscripción en las tarjetas sanitarias "no afecta en absoluto a la atención sanitaria" de los menores, ya que "todos los niños tienen garantizada en todo momento la asistencia, incluso aunque no tengan regularizada su situación administrativa en tiempo y forma".

Además, han explicado que la historia clínica de los niños, "sea cual sea su situación administrativa, está activa en la base de datos de AP-Madrid, que es la que consultan los profesionales sanitarios", y las unidades administrativas pueden recuperar en cualquier momento el histórico de la aplicación de citas, "aunque el niño no estuviera con su situación regularizada".

Por otro lado, han indicado que en el caso de que los padres tuviesen citas con el pediatra y no hubiesen regularizado a tiempo la situación de sus hijos, las unidades administrativas de los centros de salud les dan de alta con una duración de 24 horas para atenderlos ese día y se les informa de que deben regularizar la situación administrativa del niño.

"Ese alta provisional se les facilitará cuantas veces sea necesario hasta que regularicen la situación administrativa", han apuntado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin