Buscar

El médico que diagnosticó difteria mantiene especial alerta con los no vacunados

EFE
10/06/2015 - 16:06
Más noticias sobre:

Olot (Girona), 10 jun (EFE).- El médico alemán que diagnosticó el caso de difteria de un menor de Olot, el doctor Stephan Scheneider, ha explicado hoy como una de las claves que le llevó a apuntar a una enfermedad sin casos en España desde hace décadas a la especial alerta que mantiene con los niños que no están vacunados.

En una entrevista concedida a Efe, Schneider ha hecho extensiva esa sensibilidad a todos los pediatras, de los que ha subrayado que, ante esa situación, tienen "una antena más puesta".

Este doctor puntualiza sin embargo que, con los niños vacunados, también se tienen en cuenta todas las posibles causas de una afección, pero que el caso de los que no lo están "condiciona mucho y hay que pensar en cosas en que normalmente no se hace".

Stephan Schneider admite que no había tratado a un paciente de difteria ni en el Hospital de Olot ni en el de Figueres ni durante su etapa en Alemania.

Schneider estaba sin embargo sensibilizado con esta enfermedad, después de que su abuelo se viera afectado por ella en su niñez y de que éste perdiese a dos hermanas por la misma causa.

Este médico había incluso publicado en 2011 un artículo en su web personal en el que advertía del riesgo de aparición de algún brote de difteria entre niños no vacunados y ponía como ejemplo un caso que se dio en aquel entonces en el sur de Francia.

"Lo que noté en aquel tiempo es que muchas familias estaban desesperadas, sin saber si vacunar y, para convencerlas, miré en internet si había algo y coincidía que había aquella alerta europea", relata este pediatra del Hospital de Olot.

Ahora, Stephan Schneider ha sido quien ha tenido que dar una alerta de ese tipo, después de que el médico de urgencias que atendió al niño ingresado actualmente en Barcelona le consultase sobre el caso.

"El cuello tenía un aspecto poco normal y se me ocurrió el diagnóstico de la difteria, lo comenté con otros compañeros y el jefe de servicio me dijo que adelante, que lanzase la alerta de sospecha", concluye Schneider, cuya actividad en el Hospital de Olot se ha visto hoy alterada por la presencia de medios de comunicación.

El pediatra ha aprovechado de todos modos ese interés de la prensa para defender los beneficios de la vacunación y negar que enfermedades como ésta que se ha detectado en España después de décadas sin caso alguno estén erradicadas, "como bien saben los epidemiólogos".