Buscar

Investigadores del CNIO descubren una alteración epigenética que origina las metástasis

28/08/2008 - 17:18

El Grupo de Epigenética del Cáncer del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha descubierto un mecanismo que explica cómo las células tumorales se escapan desde su lugar original a los ganglios linfáticos y originan la metástasis, según explica un estudio publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences'.

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El equipo, dirigido por Manel Esteller, ha descubierto que las células tumorales presentan la pérdida de actividad de unas pequeñas moléculas denominadas microRNAs, que en las células sanas se encargan de frenar el crecimiento y división celular de las mismas, así como de fijarlas en su tejido correspondiente.

En el desarrollo del cáncer estos microRNAs dejan de producirse debido a que grupos químicos metilo bloquean su expresión, como si se tratara de una señal de tráfico de stop, por lo que la célula empieza a dividirse frenéticamente, se despega de su sustrato y migra a estructuras vecinas, como los ganglios linfáticos, y a órganos lejanos.

Los microRNAs que deberían realizar la función de supresión de metástasis y están alterados en estos pacientes, son miR-148a, miR-34b/c y miR-9. Los hallazgos descritos en el artículo publicado tienen una posible doble aplicación práctica.

En primer lugar, el estudio de la metilación anómala de los microRNAs descubiertos podría ser usada como un biomarcador para predecir el riesgo de tener metástasis cuando se produce el diagnóstico de cáncer y, de este modo, poder determinar el manejo clínico más adecuado del paciente.

Además, podrían tener también una posible aplicación en el tratamiento de estos pacientes. "Actualmente --explicó Manel Esteller-- se dispone de fármacos que son capaces de eliminar los grupos metilos anómalos, por lo que cabe la posibilidad de que puedan ser utilizados para devolver la actividad a estos microRNAs que poseen funciones inhibidoras de metástasis".

"No obstante, hablamos todavía de posibilidades, ya que será necesario realizar estudios clínicos traslacionales internacionales y multicéntricos para confirmar ambos extremos", añadió.