Salud

Un estudio dice que Madrid implementó la austeridad y la privatización "con intensidad"

Bilbao, 1 mar (EFE).- Madrid, junto con La Rioja e Islas Baleares fueron las comunidades autónomas que implementaron con mayor intensidad políticas de austeridad y privatización sanitarias entre 2008 y 2013, mientras que Euskadi fue la que lo hizo en menor medida, según un estudio de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU).

El estudio ha sido realizado por el grupo de investigación en Determinantes Sociales de la Salud y Cambio Demográfico (OPIK), de la UPV-EHU, comparando por primera vez desde el comienzo de la crisis económica las políticas sanitarias que contemplaba el Real Decreto 16/2012.

La comparativa ha sido realizada en materia de recorte del gasto sanitario, en la aplicación del copago farmacéutico a pensionistas, en la limitación del acceso a los servicios sanitarios a las personas extranjeras sin permiso de residencia y en la introducción del copago farmacéutico del euro por receta, de iniciativa autonómica.

Han estudiado también el grado de privatización sanitaria, según el cambio en el porcentaje de gasto sanitario público dedicado a contratación de centros privados y la proporción de camas hospitalarias públicas en relación con las privadas, y la financiación y los recursos sanitarios.

El investigador de la UPV/EHU Unai Martín, coautor del estudio publicado en "La Gaceta Sanitaria", apunta que, en el caso de la aplicación "obligatoria" del Real Decreto 16/2012 de recorte y austeridad del gasto sanitario en todas las comunidades autónomas, ha habido "mucho margen de actuación".

Según el estudio, en lo relativo a la aplicación del copago a los pensionistas y la limitación del acceso a los servicios sanitarios a extranjeros sin permiso de residencia, la Comunidad de Madrid lo hizo de forma más rigurosa, mientras que el País Vasco y Andalucía aplicaron dichas medidas de manera menos estricta que el resto de comunidades.

Islas Baleares, Cantabria, Extremadura, Madrid y La Rioja destacaron por haber aumentado su gasto sanitario en contratación con centros privados y, excepto Madrid, por haber reducido su proporción de camas en hospitales públicos respecto a las de hospitales privados.

Además, la comunidad madrileña, junto con Valencia y Cataluña, ha liderado las estrategias de privatización.

Por su parte, Aragón, Asturias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia, Murcia y País Vasco disminuyeron el gasto destinado a financiar centros privados, y excepto Asturias y Murcia, aumentaron la proporción de camas públicas en los hospitales.

A pesar de partir en 2008 de un elevado gasto público destinado a centros privados y una alta proporción de camas privadas, Cataluña redujo el primero y aumentó la segunda a lo largo del periodo estudiado.

Solamente el País Vasco (gobernado sucesivamente por el PSE/EE entre 2009 y 2012 y el PNV desde 2012) mantuvo su gasto sanitario público en el periodo analizado y aumentó la tasa de personal público en atención primaria y atención especializada.

El resto de las comunidades autónomas, excepto Cantabria, redujeron de forma relevante su gasto público y, excepto Cataluña y la Comunidad Valenciana, también redujeron su personal público.

En este sentido, el coautor de la investigación y sociólogo Unai Martín afirma que "el color político de los gobiernos ha dejado una impronta muy destacada en las políticas de austeridad y privatización".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin