Buscar

El calor y el ruido causan el 60% de los casos de estrés por insomnio en verano

5/08/2016 - 12:29
Más noticias sobre:

Las temperaturas elevadas durante la noche y el ruido de los bares y terrazas nocturnas son factores que causan el 60 por ciento de los casos de estrés y ansiedad de las personas por la dificultad de conciliar el sueño, según informa el gabinete especializado Nascia.

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

Las principales consecuencias, tanto físicas como anímicas, que generan estos aspectos son sensaciones como las de cansancio general, dolores de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, irritabilidad y bajo rendimiento. Además, los tratamientos para evitar los cuadros de estrés en estos casos se incrementan un 35 por ciento los meses de verano.

Los casos de insomnio por ruido se han triplicado en los último tres años, aunque la ley vigente establece un máximo de 45 decibelios durante el día y 35 durante la noche para evitar problemas de salud relacionados con el descanso y la tranquilidad.

Las altas temperaturas provocan dificultades para dormir ante la ausencia de aire acondicionado o ventiladores, "los casos de insomnio por calor suelen presentar cuadros de fatiga crónica, irritabilidad, bajo rendimiento, taquicardias y, en algunos, crisis agudas de ansiedad, que incapacita al afectado para llevar una actividad normal. El problema debe ser tratado con un programa de actuación determinado y completo para evitar que la persona entre en un círculo vicioso en el que la ansiedad o el estrés sean los protagonistas", ha asegurado la directora de Nascia en Jaen, Rocío Gay.

TÉCNICAS DE CONCENTRACIÓN

Estas técnicas bien realizadas permiten evitar la desesperación que genera el insomnio, de hecho se pueden usar tapones como elemento físico, la inspiración y expiración controlada para ayudar a concentrarse y conciliar el sueño.

Por otra parte, existe el método 'biofeedback' para favorecer la concentración y mejorar las variables fisiológicas relacionadas con el estrés y la ansiedad. Este sistema mejora el control del ritmo cardiaco, ayuda a respirar con el diafragma y favorece la relajación muscular completa.

Cabe destacar que la posibilidad de recaída, una vez se consiguen controlar las variables y profundizar en la técnica, es inferior al 20 por ciento, por lo que prácticamente garantiza que ocho de cada diez personas que entrenan sus variables y perseveran en su entrenamiento consiguen vencer el estrés y la ansiedad por insomnio.