Buscar

CValenciana.-CESM-CV emprenderá acciones judiciales para "obligar" a Sanidad a negociar

31/10/2008 - 17:18

El sindicato mantiene las huelgas los viernes secundada hoy por un 100% en Alicante, un 90% en Castellón y el 38% en Valencia

VALENCIA, 31 (EUROPA PRESS)

La sección sindical de Inspeccion de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos de la Comunitat (CESM-CV) iniciará las "acciones judiciales necesarias para obligar a la Conselleria a sentarse a negociar", con el Comité de Huelga, ante la huelga de médicos, farmaceúticos e inspectores de la Comunitat que hoy registró la segunda jornada de paro. En este sentido, consideró que la falta de negociación es "anticostitucional", según informaron en un comunicado fuentes sindicales.

Desde el sindicato médico anunciaron que están preparando una demanda "contra el responsable directo de esta falta de dialogo", el subsecretario de Sanidad, Alfonso Bataller, al que acusaron de "incumplir la promesa realizada en una nota de prensa en marzo de este año donde reconocía las reivindicaciones que ahora niega". Así, resaltaron que Bataller deberá personarse en el juzgado "para que los políticos sepan que sus compromisos deben cumplirse y que las declaraciones se deben hacer cuando se tiene intención de llevarlas a término".

Del mismo modo, advirtieron de que si la petición es negativa por parte del subsecretario de Sanidad, reclamarán "protección" al conseller de Sanidad, Manuel Cervera, y lamentaron que la actitud de la Conselleria "simplemente evidencia lo que ya sabíamos, la incapacidad de algunos de sus responsables de dar soluciones a los problemas cuando aparecen".

Asimsimo, calificaron de "impensable" que, a pesar de las propuestas de acuerdo presentadas, que "permitirían a la Conselleria un importante ahorro económico, al ser una huelga donde se consigue dinero en vez de pedirlo, no existe respuesta a nuestras reivindicaciones".

Los paros de médicos, farmaceúticos e inspectores se mantendrán semanalmente todos los viernes. No obstante afirmaron que "las presiones realizadas por los responsables de la Conselleria de Sanidad, jefes y otros, han hecho que los inspectores interinos no secunden la huelga y los que están en la provincia de Valencia la sigan con muchas dificultades".

Así, desde las 9.00 horas de hoy, los inspectores de Alicante han sido los que más han seguido la huelga, con un 100 por cien; en la provincia de Castellón la secundó un 90 por ciento; y en la de Valencia un 38 por ciento. En esta última, los participantes "se han ido sumando durante los primeros momentos, a pesar de las amenazas de la administración, y han pasado del 20 al 38 por ciento", matizaron.

También señalaron que la sección de inspección "seguirá investigando estas acciones por si se tuviera que denunciar a los responsables", aunque resaltaron que esta denuncia "será en los juzgados".

"SANIDAD TIRA A LA BASURA 65 MILLONES"

Desde el sindicato insistieron en que Sanidad "tira a la basura mas de 65 millones de euros al no negociar con el Comité de Huelga la solución a la inspección", por lo que se ven "en la necesidad de comunicar a instancias superiores esta dilapidación de haberes públicos realizada por una Conselleria que esta pidiendo repetidamente más financiación".

En esta línea, alertaron de que "no hay suficiente personal para controlar esta situación" y añadieron que "en todos los periodos de crisis se produce un aumento de prestaciones sociales que requieren del preceptivo control para garantizar la equidad y la cohesión del sistema de protección; esto conlleva una fuerte repercusión económica y, en estos momentos, la inspección carece de los recursos necesarios", apuntaron.

Para la organización sindical, "la Conselleria sigue maltratando al colectivo de médicos y farmacéuticos inspectores con su negligente falta de actuación y todavía no se ha sentado a negociar con el Comité de Huelga las condiciones laborales de este personal que, si siempre es necesario, en la situación de los próximos meses se convertirá en imprescindible".

Asimismo, se preguntaron si la Conselleria "va a esperar a que se produzca "una catastrofe sanitaria" y si se produjera, consideraron que "los responsables no seremos los médicos, sino los irresponsables que deben solucionar los problemas creados por su falta de dialogo".

También señalaron que para la Conselleria "no parece ser suficiente la pérdida económica de 21 millones de euros este año, ni el colapso en las reclamaciones, o la imposibilidad de inspeccionar clínicas y centros sanitarios", entre otros problemas.

Así, consideraron que la actitud de los responsables sanitarios es "un insulto para los facultativos de inspección y para todos los valencianos que se verán seriamente perjudicados por la falta de medidas de la administración autonómica". En este sentido, consideraron que ni la población, ni los profesionales, "preocupados para que la situación económica no degrade las prestaciones sociales, se merecen una administración que gestiona la sanidad de un modo tan manifiestamente negligente".


Contenido patrocinado

Otras noticias