Buscar

Expertos en programas de salud analizan cómo mejorar la distribución de productos sanitarios en países pobres

6/11/2008 - 14:59

La capital aragonesa acoge la Cumbre de la Cadena Global de Suministro Sanitario (Global Health Supply Chain Summit), en el que se dan cita responsables de diferentes programas verticales de salud global --VIH-SIDA, malaria, tuberculosis, salud reproductiva y vacunas-- de Europa, Estados Unidos y África, con el objetivo de compartir experiencias y buscar fórmulas para mejorar la distribución de productos sanitarios en los países pobres.

ZARAGOZA, 6 (EUROPA PRESS)

Optimizar la logística tiene como finalidad que los productos de salud pública --medicamentos, vacunas y elementos de salud reproductiva-- lleguen al tercer mundo "en buen estado, cuando son necesarios y a un precio accesible", señaló en rueda de prensa la consejera de Ciencia, Tecnología y Universidad del Gobierno de Aragón, Pilar Ventura, que inauguró hoy esta conferencia internacional que durará un día y medio.

Esta cumbre es "una primera reunión" de expertos que participan en programas verticales de suministro sanitario desde los diferentes campos de la cadena: administraciones, fundaciones y organizaciones y universidades y centros de estudios, según explicó el profesor del Zaragoza Logistic Center (ZLC), Santiago Kraiselburd.

De esta manera, en el Gran Hotel de la capital aragonesa, donde se celebra la cumbre, coinciden hoy representantes de la Fundaciones Bill y Melinda Gates, Clinton y Rockefeler y de organizaciones internacionales como Medicinas para la Malaria, Médicos sin Fronteras o de la Organización Mundial de la Salud (OMS). También cuenta con la participación de personas responsables de distintos programas sanitarios internacionales de los Ministerios de Salud de Estados Unidos, Reino Unido, Sudáfrica, Liberia, Zambia y Uganda y de la empresa con mayoristas de medicinas en África.

Desde el campo científico participan miembros de universidades, escuelas y consultoras de primer orden mundial entre las que se encuentras INSEAD (Francia), London Business School (Reino Unido), SDA Bocconi School of Management (Italia), o las estadounidenses Harvard Business School, Marshall School of Business, Georgia Tech., UC Berkeley, Purdue University, John Snow, Inc. y Dalberg Global Development Advisors.

Representando a la Fundaciones Bill y Melinda Gates, Patricia Atkinson, destacó que esta cumbre sirve para poner en contacto las experiencias llevadas a cabo por todos los profesionales, "las que han funcionado bien y otras que no tanto", para "poner en común el conocimiento adquirido".

Este conferencia internacional ha sido organizada por Zaragoza Logistics Center, a través de su programa de investigación MIT-Zaragoza International Logistics Program, en colaboración con el Centro de Transporte y Logística del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de Zaragoza.

TRATAMIENTO Y FINANCIACIÓN

El investigador del ZLC, Santiago Kraiselburd, destacó que muchas de las enfermedades que se combaten en los programas verticales de suministro sanitario existen desde hace mucho tiempo, y que anteriores campañas para erradicarlas han fallado porque "se cantó victoria antes de tiempo" o se acabó con ellas "sólo en los países ricos". Otros factores de fracaso en las campañas en el tercer mundo han sido la falta de financiación o la falta de un tratamiento desarrollado para esas enfermedades.

Hoy existe tratamiento para muchas enfermedades y también financiación disponible, mediante organismos como el 'Fondo global para VIH/SIDA, la tuberculosis y la malaria' que cuenta con un presupuesto anual de unos 6.000 millones de dolares, "pero pese a ello hay muchas personas en el tercer mundo que sufren estas enfermedades sin posibilidad de acceder a tratamiento", subrayó Kraiselburd.

"Falta el último tramo, que es lograr que ese dinero y esos medicamentos se conviertan en realidad en la calle y en las personas enfermas", cuestión de la que se ocupa la "ciencia de la Logística, a estudiar que la oferta se encuentre con la demanda", explicó el profesor del ZLC.

También incidió en la importancia de que se supere la "estructura vertical" de los programas de ayuda sanitaria. "Parte del desafío que tenemos es hablar entre todos y buscar soluciones comunes y globales a la distribución de medicamentos", uno de los propósitos de esta conferencia, según Kraiselburd.

Por su parte, el representante del Ministerio de Salud de Zambia, Bonface Fundafunda, explicó que su país tienen experiencia en campañas de suministro de medicamentos contra la malaria, la tuberculosis y el sida. Actualmente están desarrollando una campaña junto al Zaragoza Logistic Center para el tratamiento de la malaria.

"Lo importante de esa colaboración es que se está consiguiendo reunir toda la información sobre cómo hacer llegar los productos esenciales y tener éxito en la cadena de distribución", lo que sirve también para optimizar los recursos médicos y la inversión que se tiene que hacer desde su gobierno. Fundafunda dijo "estar emocionado" con los resultados de esta colaboración y añadió que su ministerio quiere ampliar esta experiencia a otras enfermedades con menor incidencia.

CONSORCIO DE UNIVERSIDADES

De la Cumbre de la Cadena Global de Suministro Sanitario nacerá un "consorcio de universidades", en el que estará presente la Universidad de Zaragoza, a través del ZLC, y en el que participaran también centros de Estados Unidos, Unión Europea, Hong Kong, India, Costa Rica y Nicaragua.

De este consorcio saldrán grupos de trabajo internacionales e interdisciplinares en los que se analizarán aspectos médicos, farmacéuticos, económicos y logísticos, referentes a las campañas internacionales de salud publica.

El investigador Santiago Kraiselburd, subrayó, que las universidades adquieren aquí un "compromiso para realizar un trabajo conjunto a largo plazo", porque como señaló parafraseando a Nelson Mandela, la racionalización del sistema global de distribución de medicamentos es una "larga lucha por la libertad".

FARMACEÚTICAS

La logística también es necesaria para optimizar la producción de medicamentos, para que las empresas farmacéuticas reduzcan sus costes ya que, dentro de alguna campaña, están vendiendo sus medicamentos a coste de producción, sin beneficio y omitiendo los costes de investigación, según destacó el profesor del ZLC, Santiago Kraiselburd.

Este investigador puso como ejemplo un medicamento contra la malaria que produce Novartis. La farmacéutica vende a un dólar la unidad, coste estimado de producción, los países receptores compran el tratamiento a cinco céntimos de dolar la unidad, y las fundaciones sufragan el resto.

Las farmacéuticas deben empezar a producir ya los medicamentos que serán necesarios dentro de varios años porque al ser medicamentos de origen vegetal llevan un proceso bastante largo. Necesitan saber una estimación lo más real posible de la evolución de la enfermedad para ajustar la producción y evitar las pérdidas.