Buscar

Cada año 65.000 menores de 15 años desarrollan diabetes tipo 1 en todo el mundo, según una experta

14/11/2008 - 11:06

En los próximos años se prevé un incremento de la diabetes tipo 2 en la población pediátrica debido al aumento de la obesidad

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Cada año 65.000 niños menores de 15 años desarrollan diabetes tipo 1 en todo el mundo, según explica la directora de la Unidad de Diabetes del Hospital San Joan de Déu de Barcelona, la doctora Marisa Torres, en una entrevista concedida a Europa Press con motivo del Día Mundial de la Diabetes que se celebra hoy, y que este año se centra en su tratamiento en niños.

Actualmente, se estima que el número de niños afectados con esa enfermedad a nivel mundial y en España supone un incremento anual del 5 por ciento entre niños en edad preescolar y un 3 por ciento en niños de edad escolar y adolescentes. "En España, unos 18.000 menores de 15 años tienen diabetes tipo 1 y cada año se registran unos 1.100 casos nuevos", añadió.

En cuanto a su incidencia total en España oscila dependiendo de las comunidades pero es de 10 a 17 nuevos casos al año por cada 100.000 habitantes de población de riesgo, entendiendo como tal la población de 0 a 29 años de edad.

En los niños la diabetes mellitus tipo 1 representa hoy por hoy casi el 95 por ciento de la diabetes en este grupo de edad, sin embargo, "se prevé que en un futuro la diabetes mellitus tipo 2 asociado a la obesidad aumente en niños y adolescentes". Precisamente, más del 90 por ciento de las personas que la padecen tienen diabetes mellitus tipo 2.

En los próximos años se prevé un incremento del número de pacientes que inicien su diabetes antes de los 5 años de edad, aunque la preocupación se centra en el aumento de la diabetes tipo 2 entre la población pediátrica debido al incremento de la obesidad en este grupo de edad.

Y es que, como explicó la doctora Torres, la diabetes mellitus tipo 1 no se puede prevenir, aunque se sabes que existe pacientes de riesgo, se produce por la falta de producción de insulina por parte de las células beta del páncreas que son las responsables de su fabricación.

En el caso de la tipo 2 la prevención está al alcance de la población ya que el incremento de la obesidad, unido a factores de predisposición genética y al sedentarismo de los niños y adolescentes, favorece la aparición de casos de intolerancia a los hidratos de carbono y, en fase más avanzada, a que se produzca la enfermedad.

TRATAMIENTO DE LA DIABETES INFANTIL

El tratamiento en los niños debe ser estar más controlado, sobre todo debido a que los niños comen varias veces al día y, por tanto, se han de controlar, como mínimo, antes de cada comida y al acostarse. También se aconseja realizar controles nocturnos de vez en cuado para asegurarse que no existen hipoglucemias durante este periodo.

"Aunque se ha avanzado mucho en los últimos años en el cuidado del niño con diabetes, hay aspectos en los que se ha de seguir trabajando como, por ejemplo, la atención en el ámbito escolar o el acceso al material necesario para su control", señaló.

Un problema de especial es la presencia de hipoglucemias dada la incapacidad de niños pequeños para detectarlas y tratarlas solos, por ello recuerda que es necesaria la colaboración de adultos responsables hasta que el niño no sea capaz de identificar y tratar las mismas.

La diabetes bien controlada permite al paciente llevar una vida normal, incluso a los niños. No obstante, en el colegio el niño pasa gran parte de sus horas y es conveniente, sobre todo en los niños pequeños, que el personal que está habitualmente con ellos reciba información clara y sencilla de los síntomas de alarma que puede presentar un niño y cómo actuar.

En cuanto a la conveniencia de hacer deporte, la doctora afirmó que es muy aconsejable para todos los pacientes que sufren diabetes. Sin embargo, para que su efecto sea beneficioso sobre los niveles de glucosa es necesario que el paciente esté bien controlado. "Es decir, en un paciente que no realiza bien su tratamiento con insulina, el ejercicio físico puede incluso llegar a estar contraindicado", concluyó.