Buscar

Australia.-Un enterramiento de hace 4.600 años proporciona la evidencia genética más antigua de un núcleo familiar

17/11/2008 - 18:09

(((Noticia embargada hasta las 23:00 horas de hoy)))

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Un enterramiento descubierto en 2005 en un yacimiento del interior de Alemania y datado en 4.600 años proporciona la evidencia genética más antigua de un núcleo familiar, según un estudio de la Universidad de Adelaida en Australia que se publica esta semana en la edición digital de la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS).

Los investigadores descubrieron en un yacimiento cercano al pueblo de Eulau, en la región de Sajonia-Anhalt, cuatro enterramientos múltiples que contenían grupos de adultos y niños enterrados en posturas que sitúan frente a frente a los cuerpos, una práctica rara en la cultura neolítica de la Edad de Piedra. Se descubrieron los restos de un total de trece individuos, todos ellos enterrados de forma simultánea. Los enterramientos eran también inusuales por el gran cuidado dado al tratamiento de la muerte.

Muchos de los restos mostraban heridas que indicaban que fueron víctimas de un asalto violento. Una de las mujeres descubiertas tenía una punta de proyectil de piedra incrustada en una de sus vértebras y otra tenía fracturas en el cráneo. Varios cuerpos presentaban también lesiones de defensa en antebrazos y manos.

Una de las tumbas contenía una mujer, un hombre y dos niños. Los análisis de ADN establecieron que el grupo estaba formado por el padre, la madre y dos hijos de entre 8-9 y 4-5 años, que se convierte así en la evidencia genética molecular más antigua de un núcleo familiar descubierto en el mundo hasta el momento.

Según explica Wolfgang Haak, director del estudio, "al establecer los vínculos genéticos entre los dos adultos y los dos niños enterrados juntos en una de las tumbas, hemos establecido la presencia del núcleo familiar clásico en un contexto prehistórico en la Europa Central, hasta donde sabemos su evidencia genética molecular más antigua".

"Su unidad en la muerte sugiere una unidad en la vida. Sin embargo, esto no establece que la familia elemental sea un modelo universal o la institución más antigua en las comunidades humanas", continúa Haak.

MANOS ENTRELAZADAS

Los investigadores explican que la disposición de los muertos parecía reflejar sus relaciones en la vida. Varias parejas de individuos fueron enterrados enfrentados con los brazos y las manos entrelazados en muchos casos. Todos los enterramientos contenían niños que iba desde recién nacidos a los de 10 años de edad y adultos de alrededor de 30 años o más edad. No había sin embargo adolescentes o adultos más jóvenes.

Además de establecer las relaciones biológicas de las personas enterradas en Eulau, los investigadores también han podido arrojar luz sobre su organización social utilizando el análisis de isótopos de estroncio.

Según señala Alistair Pike, directora de Arqueología de la Universidad de Bristol y codirectora del proyecto, el análisis de estroncio mostró que las mujeres pasaban su infancia en una región diferente que la de los hombres y niños. Esto es, según la investigadora, una indicación de exogamia, o matrimonio fuera del grupo social, y de patrilocalidad, es decir, que las mujeres se trasladaban a donde vivían los hombres. Estas tradiciones debían ser importantes para evitar la endogamia y fraguar redes de parentesco con otras comunidades.