Salud

Denuncian que el 49,8% de los contratos de Sanidad se hizo sin concurso público

Madrid, 26 oct (EFE).- El Grupo de trabajo de Auditoría Ciudadana de la Deuda en Sanidad (Audita Sanidad) sostiene que el 49,8% del importe de contratación de la Consejería de Sanidad en 2016, equivalente a 698,9 millones de euros, se hizo con numerosos "contratos menores, posiblemente fraccionados" y sin concurso público.

Además, de los contratos licitados el año pasado, 85 de cada 100 euros recayeron en empresas "con presencia identificada en alguno de los lobbies" o grupos de interés representativos del sector, siendo Farmaindustria, IDIS, Sedisa, Fenin, Asebio, Fundación ECO y Fuinsa los grupos con mayores importes contratados, según el estudio realizado por Audita Sanidad.

El año pasado la Consejería de Sanidad adjudicó 1.443 contratos mediante concurso público por importe de 703,3 millones de euros, un 43% más que en 2015, al tiempo que se realizaron 485.119 contratos menores, que por su importe no requieren licitación, por un total de 698,9 millones, lo que supone que el 49,8% del importe, "casi la mitad, se contrata sin licitar", según Audita Sanidad.

Los datos, correspondientes a las contrataciones de enero a diciembre de 2016, han sido presentados hoy en rueda de prensa por los portavoces de este grupo de iniciativa ciudadana, el médico Juan Luis Ruiz y el economista Vicente Losada, ambos ya jubilados y que trabajaban para la Consejería de Sanidad.

Además, el 35% de la contratación pública se agrupa en torno a 10 grupos empresariales, aseguran en el informe "Los lobbies y la contratación pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid en 2016".

El grupo que más importe se adjudicó, 80,25 millones de euros, fue la UTE de Ferrovial, Servicios Sanitarios de Urgencias, Agroman, Ferroser, que obtuvo el contrato de transporte sanitario de urgencia (ambulancias) por 77 millones con duración de cuatro años, según el estudio.

Le siguen los grupos Roche Farma con 33,7 millones; Laboratorios Grifols con 19,9 millones; Gilead con 18,7 millones; Pfizer con 16 millones; Sanofi con 12,1; Ibérica de Mantenimiento con 11,2 millones; Celgene con 10,6 millones; Philips Ibérica con 9,8 millones.

Juntas acaparan 174 contratos licitados (12% del total) por un importe global de 242,6 millones, lo que supone el 35% de la cifra total contratada por concurso público durante 2016, señala el estudio.

El mayor número de contratos licitados fue en la modalidad de Suministros (88,15%), por importe de 552,5 millones; seguido de Servicios (9%) con un importe de 63,6 millones; obras (1,7%) y "un importe exiguo" de 7,9 millones; administrativos especiales (0,14%) por valor de 76.400 euros.

En la modalidad de suministros, diez empresas acaparan contratos que ascienden a 163 millones, un 55,3% del importe total. En Servicios, los 12 primeros grupos empresariales alcanzan la cifra de 45,3 millones, lo que supone el 71,2% de los 63,6 millones de euros adjudicados, según el informe.

Por volumen de contratación, los mayores grupos 'lobbies' son Farmaindustria, cuyas empresas obtuvieron contratos por 352,9 millones, lo que supone "casi 60 de cada 100 euros adjudicados". Le sigue la Fundación IDIS con 213,2 millones, con lo que "más de 35 de cada 100 euros son adjudicados bajo su influencia directa o indirecta".

La Sociedad Española de Directivos de Salud (Sedisa), que agrupa a directores "de centros públicos y privados", figura en tercer lugar, con 189,1 millones contratados, seguido de la Federación de empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) con 152,8 millones; la asociación de Bioempresas Asebio con 133,6 millones; Fundación ECO con 122,9 millones y Fuinsa con 109 millones.

Esta concentración generaría "sobrecostes injustificados de unos 300 millones anuales" que contribuyen a incrementar la deuda regional y que "al final recaen sobre la ciudadanía", denuncian.

La cifra de 485.000 contratos menores podría deberse a supuestos "fraccionamientos, una práctica irregular e ilegal", para que los importes no superen 18.000 euros sin IVA en los suministros, y 50.000 euros en las Obras.

Los más proclives a estas prácticas serían los hospitales construidos bajo el modelo de concesión de obra pública (PFI), ya que la propia Intervención General de la Comunidad de Madrid, en un informe de 2015, halló "irregularidades en las contrataciones" del Hospital del Tajo y del Infanta Leonor.

Desde Audita Sanidad aseguran que "curiosamente un gran número de contratos menores fueron adjudicados a los mismos grandes grupos de interés". Así, en Suministros el peso del "lobismo fue del 46,8% del importe adjudicado y en Servicios, del 33,9%".

Los informes se pueden consultar en la web auditasanidad.org.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin