Buscar

Más de 800 mujeres y 7.000 neonatos mueren cada día por falta de atención médica

EFE
22/02/2018 - 15:54
Más noticias sobre:

Barcelona, 22 feb (EFE).- Más de 800 mujeres y 7.000 neonatos mueren cada día en el mundo por falta de atención médica durante el embarazo y el parto, sobre todo en países del África subsahariana, ha explicado hoy la experta en Obstetricia y Ginecología de Médicos Sin Fronteras (MSF) Sònia Guinovart.

"El 60 % de las muertes ocurren en el momento del parto y son evitables", ha añadido Guinovart en un acto sobre salud materna, sexual y reproductiva organizado con motivo de la concesión del XIV Premio Fundación Dexeus Mujer en Barcelona a MSF.

Guinovart ha destacado que "las cifras de mortalidad no se distribuyen homogéneamente", ya que afectan en su mayoría a países en vías de desarrollo y en situación de conflicto.

"En situaciones de crisis hay más embarazadas, entre otras cosas porque hay menor acceso a la contracepción y aumenta la violencia sexual, por el clima de impunidad y su uso como arma de guerra, y las mujeres recurren a métodos no seguros para interrumpir los embarazos no deseados", ha explicado la ginecóloga.

Alrededor de un 60 % de las 7.000 muertes diarias de neonatos "serían prevenibles con medidas simples, como la reanimación neonatal o los cuidados básicos", ha señalado la experta.

Entre las causas que impiden a las mujeres en África subsahariana recibir una correcta atención médica durante el embarazo y el parto figuran "los tres retrasos", según Guinovart: el retraso en la identificación del problema y la decisión de buscar ayuda, el retraso debido al difícil acceso a los centros hospitalarios, y el retraso para obtener cuidados apropiados.

"Esto se ve acentuado por la falta de capacidad de decisión de las mujeres sobre su propio cuerpo", ha destacado Guinovart.

MSF tiene 250 programas de atención a la salud sexual y reproductiva a escala global, a través de los cuales ofrecen atención obstétrica, cuidados neonatales, atención al aborto, planificación familiar y personal sanitario formado.

"Intentamos innovar y aplicar nuevas tecnologías que nos ayuden a salvar vidas, como las 'casas de espera' para las gestantes, viviendas para que las mujeres pueden estar cerca del hospital las últimas semanas del embarazo", ha contado Guinovart.

"Es necesario trabajar con la comunidad para saber las necesidades de las mujeres, por lo que trabajamos con las parteras tradicionales", ha concluido la ginecóloga.

La directora del Barcelona Institute for Global Health (ISGlobal), Clara Menéndez, ha afirmado que "hay que reducir la desigualdad mundial en la atención a la salud materna con todos los medios a nuestro alcance", ya que, en algunos países africanos, actualmente la mortalidad materna es 100 veces superior a la europea.

Menéndez ha explicado la investigación de ISGlobal en las consecuencias de la malaria durante el embarazo, tanto para la mujer como para el bebé, y ha denunciado que sólo el 30 % de mujeres en África tiene acceso a un medicamento que frena los efectos negativos, a veces mortales, en ambos, pese a tener un coste muy bajo.

Para la experta en ginecología, uno de los mayores problemas a la hora de mejorar la salud materna en África subsahariana es la falta de datos, por lo que la entidad está desarrollando un programa de "autopsias mínimamente invasivas" para diagnosticar las causas más comunes de mortalidad: "Saber la causa de la muerte ayuda a los vivos", ha recalcado.

El ginecólogo y fundador de la ONG Matres Mundi, Josep Maria Carrera, ha hecho hincapié en la necesidad de formar a personal médico en los países africanos y ha lamentado que "más de un millón de profesionales del continente emigraron en los últimos 30 años".

Actualmente, sólo hay un médico por cada 20.000 habitantes en África subsahariana, frente a los 33 por cada 10.000 en Europa.