Buscar

Compensar económicamente a familias de bajos ingresos para mejorar su salud tiene buenos resultados, según estudio

7/03/2018 - 13:37

Los programas de transferencias monetarias condicionadas han demostrado su eficacia para reducir las desigualdades en salud, según un estudio realizado por el King 's College de Londres (Reino Unido), la Universidad de Columbia en Nueva York (EEUU) y la organización MDRC, que forma parte del proyecto europeo LifePath.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El estudio, publicado en 'Health Affairs', se ha realizado en 4.700 familias de bajos ingresos en la ciudad de Nueva York han recibido dinero en efectivo durante tres años, con la condición de participar en actividades de promoción de la salud, como asistir a la escuela con regularidad y utilizar servicios preventivos de salud.

El programa, denominado Opportunity NYC - Family Rewards, fue creado para mejorar la salud de la población al realizar transferencias monetarias condicionadas a cambio de la participación en una serie de actividades, incluida la asistencia a la escuela de los menores, el uso preventivo de la atención médica y la participación en un empleo para los padres.

Family Rewards funcionó a partir de 2007 y 2010. Distribuyó un total de 20,6 millones de dólares (16,60 millones de euros) en transferencias en efectivo a las familias participantes, con un promedio de 8,674 dólares (6,990 euros) por hogar.

Según han señalado tuvo efectos pequeños pero significativos sobre el uso de algunos servicios de salud preventiva, especialmente en la atención dental. Además, el programa tuvo un impacto positivo en las percepciones de los padres sobre su salud.

La doctora Emilie Courtin, investigadora en el Departamento de Salud Global y Medicina Social, King 's College de Londres (Reino Unido), y sus compañeros encontraron que la participación en el programa se asoció con una mayor probabilidad de haber tenido al menos dos revisiones dentales en el último año (en un 13% en adultos y en casi un 15% en niños, 42 meses después del inicio del programa). Este es un efecto muy importante, ya que la atención bucodental es una de las mayores necesidades de atención médica no satisfechas en los EEUU, y la más grande entre los niños.

Las Recompensas Familiares también tuvieron efectos positivos en la cobertura del seguro de salud y en recibir tratamiento por cualquier condición médica. Los participantes del programa también tenían menos probabilidades de renunciar a la atención médica debido al costo. Estos efectos se tradujeron en mejoras en el estado de salud.

"Además de la fuerte red de seguridad social existente en la ciudad de Nueva York, Family Rewards ha llevado a algunas mejoras en el acceso a la atención médica y la salud percibida de las familias pobres", ha añadido la doctora Courtin, autora principal del estudio.

Los programas de transferencias monetarias condicionadas se están convirtiendo en una política prevalente para mejorar los resultados educativos y de salud de los niños pobres en los países en desarrollo, desde su introducción en México y Brasil en 1997. En este sentido, el profesor Paolo Vineis, presidente de Epidemiología Ambiental de la Escuela de Salud Pública del Imperial College de Londres y coordinador del proyecto LifePathm, recuerda que "los programas de transferencias monetarias condicionadas se han vuelto cada vez más populares en países de bajos y medianos ingresos en América Latina, África y Asia".

"Sin embargo, los programas con diferentes tipos de condicionalidad de comportamiento también están ganando terreno en varios países desarrollados. Nuestro estudio puede ayudar a traer lecciones, positivas y negativas, e informar el diseño de experimentos similares en Europa", concluye.

Contenido patrocinado

Otras noticias