Salud

El único Banco de Sepsis de España ya guarda más de un millar de muestras

Barcelona, 18 may (EFE).- El Banco de Sepsis del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona ya guarda más de mil muestras de pacientes que han sufrido esta patología, que cada año causa la muerte de unas 17.000 personas en España.

El barcelonés es uno de los tres bancos en el mundo -los otros dos están en la Clínica Mayo de Rochester (EEUU) y en la Universidad de Jena (Alemania)- de sepsis, una enfermedad compleja, inducida por una infección, que provoca alteraciones de la función de los principales órganos vitales y que, en más del 20 % de los casos, puede causar la muerte.

El codirector del Banco y miembro del Servicio de Medicina Intensiva del Hospital Vall d'Hebron, Juan Carlos Ruiz, ha explicado que cuando en el hospital se detecta que un paciente sufre esta patología, se activa el Código Sepsis y se le extrae sangre para analizar la función de sus órganos vitales e identificar el microorganismo responsable de la infección.

Una parte de esa sangre se guarda en tubos que se almacenan en el Banco de Sepsis, congelada a 80 ºC bajo cero, y posteriormente los médicos contactan con los pacientes o sus familiares para solicitar su consentimiento para donar sus muestras con fines de investigación.

El Banco está integrado por distintas colecciones: una de muestras de pacientes con sepsis, que incluyen suero, plasma y sangre total de más de 1.000 donantes que han sido diagnosticados y tratados; otra de muestras obtenidas de estos pacientes entre 24 y 48 horas antes de que hubieran desarrollado la sepsis, y una tercera de muestras de seguimiento extraídas a las 24 horas, 72 horas y una semana después de la aparición de la enfermedad.

Adicionalmente, el Banco de Sepsis cuenta con una colección de muestras de personas sin sepsis que sirve de control, constituida por muestras de voluntarios sanos y de pacientes que han presentado un síndrome de respuesta inflamatoria sistémica de origen no infeccioso.

"Toda esta información se guarda en bases de datos seguras y debidamente anónimas. De este modo se pueden hacer estudios preservando el anonimato de los pacientes", ha aclarado Ruiz

"La función de este Banco de Sepsis -ha añadido- es servir como base para estudios científicos para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de esta patología. Es una herramienta muy útil, ya que las múltiples muestras correctamente preservadas, la información clínica y el consentimiento del Comité Ético de Investigación Clínica facilitan investigar una patología tan compleja y grave".

Gracias al Banco de Sepsis, Vall d'Hebron participa en el proyecto RAIS, una iniciativa financiada por la Comisión Europea, para desarrollar un dispositivo de diagnóstico rápido de la sepsis.

"Actualmente, el diagnóstico microbiológico de la sepsis, que incluye identificar el microorganismo y estudiar su sensibilidad antibiótica, puede demorarse hasta las 24-72 horas, y mientras no se dispone de esa información, al paciente se le administra un tratamiento antibiótico de forma empírica", ha detallado el codirector del banco y miembro del Servicio de Microbiología de Vall d'Hebron, Juan José González.

El objetivo de RAIS, que coordina el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO), es desarrollar "un sistema que permita diagnosticar en 30 minutos, ya que el retraso en el tratamiento adecuado incrementa la mortalidad", según González.

El Hospital Vall d'Hebron lidera una de las líneas de este proyecto europeo: la búsqueda de microARNs que puedan ser utilizados como biomarcadores muy precoces de la enfermedad.

"Estas moléculas se han explorado poco en el ámbito de la sepsis, pero gracias a la colección de muestras que los pacientes con sepsis han donado, a que éstas se almacenan de forma estandarizada en el Banco y a la tecnología de última generación, ahora las podemos estudiar", ha señalado González.

El segundo de los estudios que se está llevando a cabo gracias al Banco de Sepsis es un proyecto, coordinado por el Centro Tecnológico de Cataluña Eurecat "para estratificar a los pacientes con sepsis en función de su perfil proteómico y metabolómico, es decir, estudiar las proteínas y los metabolitos que poseen los pacientes con sepsis", que, según Ruiz, ha de servir para prevenir y tratar adecuadamente esta enfermedad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin