Buscar

Un equipo internacional de investigadores estudia cómo introducir grafeno en el cuerpo sin provocar rechazos

17/05/2018 - 17:49
Más noticias sobre:

Investigadores de las universidades de Sassari y Roma Tor Vergata (Italia), el CNRS francés y otros centros europeos están realizando un estudio para caracterizar las complejas interacciones entre el óxido de grafeno y quince tipos celulares de nuestro sistema inmunitario, como los linfocitos T, leucocitos, monocitos, células NK y células dendríticas.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Los datos del trabajo, publicados en la revista 'Nature Communications' y recogidos por la plataforma Sinc, han puesto de manifiesto la importancia de 'funcionalizar' los nanomateriales basados en grafeno, añadiendo a su superficie otras moléculas, como grupos amino, para que sean más compatibles con las células inmunitarias humanas.

"En concreto, hemos usado la citometría de masas unicelular para analizar cómo afecta el óxido de grafeno a estas células y si se producen cambios cuando se 'funcionaliza', es decir, cuando se une a otras sustancias", ha explicado la coautora e investigadora de la Universidad de Sassari, Lucia Gemma Delogu.

La citometría de masas permite detectar subpoblaciones de células inmunitarias y proteínas específicas de estas células, tanto en su superficie como en su interior, con enorme precisión. Con este método, los investigadores han podido medir más de treinta marcadores celulares, comprobando así que el grafeno funcionalizado con grupos amino aumenta su biocompatibilidad respecto al óxido de grafeno normal.

Además, han identificado estímulos específicos del grafeno funcionalizado en dos tipos celulares: los monocitos y las células dendríticas, y han realizado un análisis del transcriptoma para ver cómo se modifica la expresión de los genes de las células inmunitarias. De esta forma, se ha confirmado que los grupos amino reducen las perturbaciones que causa el óxido de grafeno en el metabolismo celular, aumentando la biocompatibilidad de este material.

"Un impacto positivo del óxido de grafeno en determinadas células inmunitarias puede servir como punto de partida para desarrollar plataformas biomédicas basadas en este material a escala nanométrica, como nuevas inmunoterapias, portadores de vacunas y nanoadyuvantes, los nanomateriales de grafeno tiene 'facilidad' para conjugarse con medicamentos y otras moléculas en su superficie, mejorando la función del fármaco y la especificidad sobre el objetivo de interés", ha apuntado la investigadora.

Dicho esto, Delogu ha insistido en que descubrir las 'funcionalizaciones' más adecuadas del grafeno será esencial para avanzar en esas y otras aplicaciones en medicina: terapias contra el cáncer, herramientas de diagnóstico de enfermedades, ingeniería de tejidos, transferencia de material genético, así como en el ámbito combinado de las imágenes biomédicas y la neurociencia.

Contenido patrocinado

Otras noticias