Buscar

Los jóvenes españoles y franceses, deficientemente formados en salud sexual y en situación de riesgo médico

28/05/2018 - 13:02
  • Preocupa la falta de información, a pesar de las nuevas tecnologías
  • El preservativo continúa como método anticonceptivo más usado
Más noticias sobre:
Acto de Mujeres Avenir por la prevención sexual. Foto: DM Dima

"En la era de la información, hay una gran desinformación en salud sexual". Son declaraciones de María Luisa de Contes, presidenta de Mujeres Avenir, asociación hispano-francesa que, en colaboración con la embajada de Francia, trató sobre esta problemática y prevención. Y es que a pesar del acceso a la información que posibilitan las nuevas tecnologías "los jóvenes actuales están desinformados en prevención sexual, su formación en este ámbito es deficiente y además están en situación de riesgo médico", según Contes y añadía que "los jóvenes de hoy acceden desde su móvil a la visualización de relaciones sexuales, que les dan una información distorsionada"

Según argumentan, esta situación tiene su origen en una pérdida de conciencia de los jóvenes en el uso de medios anticonceptivos. La doctora Mercedes Herrero Conde, especialista en Ginecología y Obstetricia, con datos de la encuesta SEC del año 2016, expuso que "el 49,10% de los jóvenes entre 15 y 19 años no usan ningún método anticonceptivo". Es el grupo de edad donde se da el menor uso, pero también es alta la cifra del 22,3% que no se protegen entre los 30 y 34 años y los 12,3% y 18,7% para los grupos de edad de 20-24 y de 25-29 años respectivamente. Respecto a los métodos contraceptivos más utilizados en tus relaciones sexuales, continúa siendo el preservativo el más utilizado, con una incidencia del 74,60% en el caso de los hombres y el 57,90% en el caso de las mujeres. "¿Quién da la educación sexual a los jóvenes? ¿Por qué la prevención es tan difícil?", se pregunta la ginecóloga, apuntando que "sólo en uno de cada tres casos, los adolescentes reciben educación sexual en casa".

Vuelven a cifras de 1995

Las consecuencias de la falta de uso de estos métodos son de tipo médico. La tasa de sífilis es casi cuatro veces más alta que en 1995, pasando de un 2,57 por cada 100.000 españoles a un 8,37. La gonorrea, otra ETS común, bajó de un 11,69 a un 2,65 del año 1995 al 200 y ahora, quince años después, vuelve a estar a los niveles de a mediados de los ochenta (11,14). El número de abortos en España en menores y adolescentes también ha crecido de forma significativa. "Si en 1996, 100 mujeres de menos de quince años abortaron en España, en 2016, la fecha ascendió a 406 interrupciones voluntarias de embarazo; estamos hablando diez niñas menores de quince años abortando por semana, y 50 chicas menores de 20 años cada día", añadió la doctora.

Por otro lado, se presentó la plataforma para la prevención educación sexual http://www.saludsexualparatodos.es/. "Los objetivos de esta web son llegar a una divulgación rigurosa y clara de la salud sexual emocional, de las infecciones de transmisión sexual de todos los métodos anticonceptivos y las consecuencias que trae un embarazo no planificado". De igual forma, se señaló el importante rol de las familias y la sociedad en la educación y en enseñar a "decir que no".

La doctora Zinna Bessa, Subdirectora de la Dirección del Ministerio de Sanidad relacionada con la "Santé des populations et prévention des maladies chroniques", habló sobre prevención y salud sexual en Francia. En el país vecino, "se detectaron 6.000 nuevos diagnósticos de seropositividad VIH en 2016 y las infecciones sexualmente transmisible ha aumentado un 13% entre 2013 y 2015". "La salud sexual debe ser una prioridad absoluta en la salud pública", añadió. Como acciones concretas que deben llevarse a cabo, mencionó una mejora en la información y la formación, una mayor oferta general en salud sexual y el compromiso con proyectos innovadores, como el pass préservatif (acceso gratuito a los preservativos para menores de 25 años), siguiendo el modelo anglosajón.

Por último, la psicóloga Carmen Perdices, dijo que estamos ante "un ambiente de banalización de la sexualidad impuesta por redes sociales y medios de comunicación" y que había que trabajar más en sensibilizar de la sexualización temprana a la infancia", evitando que los menores en los medios o en publicidad sean representados o tratados como bocetos sexuales o productos que les alienten a actuar de manera adulta.


Contenido patrocinado

Otras noticias

Comentarios 0