Buscar

Madrid.-Defensor del Paciente dice que Güemes la ha denunciado por "criticar su gestión sanitaria en la Comunidad"

16/12/2008 - 17:53

Según la Asociación, la Comunidad de Madrid es la región española que más veces ha sido condenada por fallecimientos y lesiones graves

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

La Asociación El Defensor del Paciente afirmó hoy que el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Juan José Güemes, ha presentado una querella contra la presidenta de la plataforma, Carmen Flores, porque ésta "critica su gestión sanitaria" en el Gobierno regional.

Según la Asociación El Defensor del Paciente, la Comunidad critica que Flores haya afirmado que el Ejecutivo presidido por Esperanza Aguirre "está jugando con la vida de los pacientes debido a la existencia de listas de espera de duración exagerada, al trato deshumanizado y a la suciedad en los hospitales, que hace que los pacientes mueran por infecciones hospitalarias o esperando ser atendidos en una gestión propia de gestores inútiles".

"Ante la actitud déspota y prepotente de la señora Aguirre y de su escudero, el señor Güemes, y ante sus pretensiones de coartar la libertad de expresión de los madrileños y la libertad de crítica hacia la mala gestión sanitaria llevada a cabo por la Consejería de Sanidad, nos ratificamos absolutamente en las manifestaciones vertidas por Carmen Flores", afirmaron mediante un comunicado.

Según ellos, es cierto que "la gestión sanitaria en la Comunidad de Madrid está resultando lamentable". "Sus dirigentes, con su mala gestión, están jugando con la vida de los pacientes. Hay muestras de una evidente falta de medios materiales, técnicos y humanos, existencia de listas de espera de duración exagerada, trato deshumanizado en muchos casos y de unos altísimos niveles de suciedad en los hospitales, que hace que los pacientes estén sufriendo graves padecimientos por infecciones hospitalarias, por falta de medios, por demoras diagnósticas y terapéuticas inadmisibles o esperando ser atendidos o intervenidos", añadieron.

Asimismo, aseguraron que las opiniones de la Asociación "han sido contrastadas, resultan veraces y son fiel reflejo de la realidad" y alegaron que "son numerosas las sentencias que han condenado a la Comunidad de Madrid por su mala gestión sanitaria, por la existencia de listas de espera excesivas o mal gestionadas, por el fallecimiento de pacientes debido a infecciones hospitalarias derivadas de la ausencia de medidas de asepsia e higiene, a la demora asistencial y a la falta de medios dispensados por la Administración sanitaria".

"Las sentencias condenatorias a la Comunidad de Madrid no son un secreto para nadie y su conocimiento es público y notorio. Se trata de la Comunidad más denunciada de España y la más condenada en los últimos años, por fallecimientos y lesiones graves, según los datos que obran en poder de la Asociación El Defensor del Paciente", continuaron.

LIBERTAD DE EXPRESIÓN

Además, recordaron que las opiniones de Carmen Flores "no son constitutivas de infracción penal" y que "están amparadas por el derecho constitucional a la libertad de expresión". "Son (afirmaciones) absolutamente ciertas y tienen un ánimo informativo y dirigido a la mejora de la sanidad", continúan, añadiendo que, "si los dirigentes de la Comunidad de Madrid se hubieran informado antes de la verdadera situación de la Sanidad madrileña, nunca habrían presentado la querella".

"Tanto Aguirre como Güemes pretenden cerrar el pico a los ciudadanos y a las asociaciones que defienden los derechos e intereses de determinados sectores de la población a golpe de querella y con una actitud propia de tiempos predemocráticos. Resulta inaudito que, en un Estado de Derecho, una Institución pública y política como es la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, pretenda hacer callar las voces críticas sobre su gestión, obviando los derechos a la libertad de expresión e información y confundiéndolos con la injuria o la calumnia", apostillaron.

Según la Asociación, "ésta es la primera vez que una institución pública se muestra no sólo incapaz de mejorar el nivel de calidad de la sanidad sino también incapaz de encajar las críticas de los ciudadanos y de asociaciones de ciudadanos hacia su gestión" y que como consecuencia presentan una querella por ser criticados.

Además, aseguraron que Flores "jamás ha tenido el ánimo de injuriar ni de vilipendiar el honor de los dirigentes políticos de la Sanidad madrileña sino la de exponer una opinión crítica sobre su gestión dado el creciente número de sentencias que han condenado la labor de esta Administración".

"Procede recordar al respecto que las frases proferidas se referían a un cargo político, constituían una crítica referida a la labor de un funcionario público y se circunscribía a su actuación en el ejercicio de su cargo y sus funciones, lo que amplía los límites de la crítica permisible, de modo que, en estos casos, quedan amparadas por las libertades de expresión e información no sólo críticas inofensivas o indiferentes, sino otras que puedan molestar, inquietar o disgustar", apostillaron.

Tras criticar que de la querella presentada "se desprende una manifiesta incapacidad para distinguir la injuria de la calumnia", la Asociación aseguró que continuará ofreciendo su opinión y ejerciendo su derecho a la libertad de expresión, "actuando siempre en favor del paciente y velando por la protección de sus derechos a fin de que no sean menospreciados ni pisoteados por las personas e instituciones que ejercen la gestión y la actividad sanitaria".

"Los juzgados y tribunales no resultan el mejor marco para solucionar las diferencias de opinión en cuanto al verdadero estado de la Sanidad madrileña, y es injusto desviar el ya mermado presupuesto de la Sanidad para abrir contiendas judiciales con objeto de combatir las opiniones de los madrileños. No obstante, recogemos el guante y aceptamos el combate, que servirá para que, definitivamente, Aguirre y su consejero reciban el asesoramiento y la información que les hace falta", concluyeron.

La Asociación El Defensor del Paciente indicó que la vista ante el juzgado de instrucción de Madrid se realizará el próximo 22 de enero a las 11.00 horas.