Salud

Miles de activistas denuncian en Ámsterdam obstáculos a lucha contra el SIDA

Ámsterdam, 23 jul (EFE).- Miles de activistas de todo el mundo se manifestaron hoy en Ámsterdam para denunciar los obstáculos de la lucha contra el sida, como las barreras de acceso a los medicamentos contra el VIH o la falta de financiación, antes del comienzo esta tarde de la 22º Conferencia Internacional del SIDA.

Con esta marcha los activistas buscaron llamar la atención sobre la denunciada falta de voluntad política, la reducción de la financiación de las investigaciones sobre el SIDA, así como la discriminación y la estigmatización de las personas infectadas con el VIH en todo el mundo.

En una de las grandes pancartas que se mostraron en la manifestación, todas bajo el lema "Hacia cero... ", se pidió eliminar "la discriminación, el SIDA, los estigmas, las barreras al tratamiento, las nuevas infecciones y la criminalización" por esta enfermedad, entre otras cuestiones.

Los participantes en la marcha levantaron pancartas en diferentes idiomas, entre ellos español, y usaron sombrillas multicolor.

La princesa Mabel, una de las voces más conocidas en Holanda dedicadas a la lucha contra el SIDA, lideró la protesta y pidió "romper el estigma que aún existe en todas partes sobre esta enfermedad".

En declaraciones a la prensa, denunció que "aún falta mucha voluntad política" para luchar contra esta enfermedad y añadió que hubo avances en los últimos 30 años pero "estamos a mitad de camino y es el momento de acelerar" para no perder "el objetivo de eliminar el SIDA en 2030" establecido por la ONU.

La Conferencia comienza hoy en Ámsterdam bajo el lema "rompiendo barreras, construyendo puentes" y durante cinco días científicos, activistas, políticos, y enfermos de SIDA de diferentes países debatirán y presentarán los últimos resultados de las investigaciones sobre ésta y otras enfermedades, como la tuberculosis.

Entre los participantes se encuentra el príncipe británico Harry, el expresidente de Estados Unidos Bill Clinton y la ganadora de Eurovisión de 2014, la austriaca Conchita Wurst, quien reconoció públicamente que es portadora del virus.

Un total de 1,8 millones de personas contrajeron el virus del sida el pasado año, lo que significa un 5,3 % menos que en 2016, mientras que el número de muertos relacionados con esta enfermedad disminuyó un 5 % hasta 940.000, según las estimaciones de ONUSIDA.

Tras la publicación de estas cifras, la semana pasada, ONUSIDA advirtió de que esa tendencia esperanzadora puede verse truncada ya que en 2017 "no hubo nuevos compromisos significativos" por parte de los donantes. Es más, teme que el dinero disponible incluso "podría disminuir".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin