Salud

Denuncian el "abuso" de contratos menores en la sanidad por valor de 850 millones

Madrid, 29 nov (EFE).- La plataforma Audita Sanidad ha denunciado el "uso y abuso" de los contratos menores en la sanidad madrileña, que pasaron de 699 millones de euros en 2016 a 850,5 millones el año pasado, lo que supone un 57% de la contratación total, y que además se otorgan "a dedo" a grandes grupos empresariales.

Así lo revela el informe sobre Contratación Pública de la Consejería de Sanidad 2017, presentado hoy por la plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda en Sanidad (Audita Sanidad), basado en el análisis de datos oficiales.

En 2017 se firmaron 570.031 contratos menores (57% del total), frente a 485.119 el año anterior (49,8%), contratos que por ser de importe inferior a 18.000 euros -los de suministros y servicios- y de menos de 50.000 euros -los de obras- no necesitan la convocatoria de concurso público para su concesión.

Paralelamente, el importe de contratos adjudicados por licitación bajó de 703,3 millones en 2016, un 50,2% del total, a 642 millones el año pasado, un 43,1% del total de la contratación pública en sanidad, y diez grandes grupos coparon casi la mitad de los concursos adjudicados.

Las mayores adjudicatarias fueron Clece S.A. (limpieza) por valor de 69,1 millones; Roche (farmacéutica) con 46,6 millones; Garbialdi (limpieza), 35,7 millones; Fundación Instituto San José y Clínica SEAR (cuidados continuados), por 26 y 25,7 millones; Novartis (farmacéutica), 29,9 millones; Janssen Cilag, 18,5 millones; Gilead-Glaxo, 17,8 millones y la UTE Indra-Telefónica ('call center'), 13 millones.

Grupos como ACS (Clece), Ferrovial, OHL, FCC, Acciona, Sacyr e Isolux Corsán copan los contratos de limpieza y cuatro de cada diez contratos de obras, con "posible formación de cártel" para acordar precios y repartirse los contratos, según los autores del estudio.

Audita Sanidad advierte, además, que la UTE Indra-Telefónica obtiene desde 2010 el servicio telefónico de citas médicas, desde su privatización, habiendo "acaparado 41 millones en seis años".

Los contratos menores, "lejos de recaer en pymes, quedan en manos de grandes grupos". Así, Janssen logró 43 adjudicaciones y 26.032 contratos menores; Medtronic (tecnología médica), 60 por concurso y 18.995 contratos menores; B Braun (tecnología médica) 19 adjudicaciones y 16.188 menores; Roche, 46 concursos y 8.965 contratos menores; Novartis, 22 concursos y 7078 menores; Boston Scientific, 24 concursos y 7070 contratos menores.

"El uso y abuso de contratos menores produce falta de competencia entre empresas y despilfarro de dinero público, en vez de negociar precios globales a la baja", según el economista Vicente Losada.

"El peso excesivo de los contratos menores suponen una mayor arbitrariedad en las asignaciones", además de contribuir "al incremento de la deuda autonómica".

Con ello, se refuerzan "conglomerados monopolísticos que tienen un peso desmesurado e incompatible con una economía competitiva y una influencia significativa en las decisiones de política sanitaria", al actuar como 'lobbies' o grupos de presión, según el médico Juan Ruiz Jiménez.

Los contratos de suministros revelan "una preferencia por parte del SERMAS hacia una sanidad demasiado sesgada hacia la medicalización", según Audita Sanida, que denuncia "un pacto firmado por el Partido Popular con Farmaindustria, garantizándoles que el gasto en farmacia crecería vinculado al PIB".

Audita Sanidad pide "derogar este acuerdo" con la patronal Farmaindustria y estudia llevar a la Fiscalía Anticorrupción los presuntos "oligopolios" en la contratación y la posible "fragmentación en contratos menores" para eludir los concursos públicos.

El informe se presentará hoy a las 19 horas en la librería Traficantes de Sueños y en la web de Audita Sanidad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin