Buscar

Navidad en el hospital Vall d'Hebron: la intrahistoria de la puntera operación de cáncer de páncreas

7:53 - 24/12/2018
  • Han aplicado por vez primera la radiofrecuencia a este tipo de tumor
  • Mejoraría: la supervivencia en los localmente avanzado "no llega al año"
  • La Caixa ha respaldo con fondos la parte del proyecto en España

La Navidad se ha adelantado en el hospital barcelonés de Vall d'Hebron. Un rayo de esperanza, gestado desde Ámsterdam, se ha colado en este centro para dar un impulso a los pacientes con cáncer de páncreas, cuya media de supervivencia en el estadio localmente avanzado "es de 11 meses", según explica el jefe de Servicio de Cirugía Hepatobiliopancreática y Transplantes de Vall d'Hebron, Ramón Charco, a EcoDiario.es. Gracias a su participación en un estudio europeo multicéntrico, han puesto en marcha de forma pionera en España la radiofrecuencia para este tipo de tumor, una técnica que "abrasa las células malignas", con el apoyo económico de La Caixa y Olympus. Después de tres operaciones, las valoraciones son positivas y no se han registrado complicaciones posteriores. Una suerte de mirra anticipada que huele a justa esperanza.

El Academic Medical Center de Ámsterdam es todo un referente europeo en investigación y cirugía del páncreas. El centro holandés está inmerso desde el 2016 en una investigación que engloba a 18 centros, principalmente en Bélgica, Holanda y España, en un único hospital, Vall d'Hebron, que ya ha operado a tres pacientes a través de la radiofrecuencia pancreática. El estudio, que tendrá sus conclusiones en algo más de un año, contará con casi 300 pacientes de 18 centros distintos. En el equipo de Ramón Charco han tenido un rol fundamental la doctora Elizabeth Pando, nexo con los holandeses, y el radiólogo Xavier Serres, cuyo dominio con la aguja ha resultado vital.

Actualmente no es posible extirpar el tumor a los pacientes con cáncer de páncreas localmente avanzado, sólo suministrarles quimioterapia. Las cifras son duras, "en este estadio la media de supervivencia no llega al año, con tratamiento", afirma Charco, quien añade que "cuando se diagnostica, sólo un 20% son operables y de éstos, el 75% han fallecido a los cinco años, aunque hay algunos que alcanzan un década, pero son muy pocos".

Ante una realidad teñida de áspero desierto, cualquier gota de promesa es recibida con las manos abiertas. El tratamiento con el que se está experimentado, la radiofrecuencia, es conocido. De hecho, se aplica frecuentemente en tumores de hígado y de riñón desde hace años como complemento a la cirugía, lo novedoso es haber dado el paso de utilizarlo para el páncreas. "Estamos ante un órgano muy complejo de acceder y se pensó que por qué no. Aunque al principio era un poco tabú atreverse a llevar a 80ºC las células tumorales con aguja en esta localización. En Holanda empezaron con los ensayos y desde aquí hemos acompañado", admite Charco quien pone en valor "la figura del radiólogo y su habilidad técnica para colocar la aguja y no dañar las estructuras vitales como arterias y venas. Ahí contamos con el doctor Serres, una eminencia". La exigencia para este radiólogo del Vall d'Hebron era máxima. No obstante, lejos sucumbir al temblor de la presión, Serres "transmite tranquilidad al resto. Desde el minuto uno dijo que sí. En los días previos estaba entusiasmado y eso que hacer radiofrecuencia en el páncreas es tremendo. Podría estar muy estresado, pero no lo transmite. Al final, se precisa de una habilidad innata y él la tiene, sumado a la juventud y convencimiento de la doctora Pando. El engranaje que hemos tenido en la única representación de España en el estudio ha sido muy bueno y compensado", manifiesta Charco.

Por ahora, las conclusiones generales no llegarán hasta 2020. Sin embargo, desde Vall d'Hebron ya avanzan sus primeras sensaciones con los pacientes operados con radiofrecuencia y seleccionados según criterios médicos y con quimioterapia realizada previamente. "Lo más destacado es que los tres que hemos llevado nosotros no han experimentado complicaciones y esto ya es". ¿Pero de confirmarse que este método realmente funciona hasta dónde llegaría? "Se aspira a que puedan tener la misma supervivencia que los operados, que según se mire es poco o mucho, pero resulta el doble que los que no se operan".

Apoyo económico de La Caixa y Olympus

La participación de España en la investigación se ha vinculado a través del Centro de Investigación de Vall d' Hebron (VHIR). Éste, a su vez, ha contado con el respaldo de fondos de La Caixa para financiar el proyecto. Como explica Charco "con Holanda hay una parte de intercambiar conocimiento, pero todo el apoyo económico ha sido de La Caixa". Además, Olympus ha suministrado el material, aportando las agujas desechables y generadores. Éste último ha prestado su ayuda a todos los que intervienen en el proyecto. El material ha de ser común para todos con el objeto de evitar sesgos en las conclusiones finales.

En cuanto al coste, Charco avisa de que "para un procedimiento de estas características no es caro, los hay mucho más. Ya se hacen en otros órganos, sólo que en el páncreas no se había ocurrido antes", mientras finaliza sentenciando que "si se confirma lo que nosotros pensamos, esto será un gran avance para estos pacientes".

Comentarios 0