Buscar

Vall d'Hebron hace la primera cirugía híbrida a un adulto con cardiopatía

EFE
11/01/2019 - 16:58
Más noticias sobre:

Barcelona, 11 ene (EFE).- Profesionales de los servicios de Cirugía Cardíaca y Hemodinámica del hospital Vall d'Hebron de Barcelona han practicado con éxito la primera operación híbrida de Cataluña, que consiste en unificar dos intervenciones quirúrgicas en una sola, a un adulto con una enfermedad cardíaca de nacimiento.

La cirugía híbrida a la que fue sometido el paciente consistió en cambiar la válvula defectuosa por una nueva y después colocarle un stent, una especie de muelle con la función de mejorar la circulación de la sangre.

El cirujano cardíaco Miguel Ángel Castro ha explicado en rueda de prensa que "este enfoque es pura medicina centrada en el paciente", puesto que atienden a sus necesidades "en vez de hacerle ir de profesional en profesional y que tenga que pasar por dos ingresos".

En concreto, el paciente carecía de uno de los tres velos que forman la válvula aórtica del corazón, que a nivel práctico era como tener un tapón en el mismo, así que el corazón intentaba bombear la sangre pero no podía hacerlo con normalidad, y fue entonces cuando se manifestaron los síntomas, según han explicado los médicos que le han operado.

Una vez empiezan las molestias en estos casos, la esperanza de vida es de unos dos años, "por ello es importante actuar con la mayor rapidez posible", ha explicado Carlos Sureda, del Servicio de Cirugía Cardíaca.

Además, según han explicado los doctores, si se opera en dos cirugías separadas, el proceso se alarga durante al menos dos meses, pero con la operación híbrida simultánea se reduce a una semana, ya que hasta ahora las dos cirugías eran secuenciales y no simultáneas.

"Una operación no deja de ser un estrés emocional al que se somete al paciente", ha explicado el doctor Carlos Sureda, "así que reducir tal impacto y llevar a cabo todas las intervenciones en una sesión reduce mucho los posibles riesgos" y permite una recuperación más rápida.

No obstante, para llevar a cabo este tipo de intervenciones híbridas "hacen falta quirófanos altamente dotados, como en el caso del Vall d'Hebron", ha explicado Castro, ya que es el único hospital en Cataluña con este tipo de instalaciones.

"El quirófano híbrido es un quirófano que además cuenta con equipos de imagen de última generación, como son la radiología y ecografía al corazón, así que es básicamente una sala de hemodinámica combinada con un quirófano", ha explicado Sureda.

Tradicionalmente, cirujanos cardíacos y hemodinamistas tratan a estos pacientes de forma separada, pero como ha explicado Miguel Ángel Castro quieren "iniciar un cambio de paradigma para tratar a los pacientes de forma más integral y en un único ingreso".

La cirugía cardíaca implica abrir al paciente para operarlo, mientras que la hemodinámica es menos invasiva, ya que se lleva a cabo introduciendo catéteres finos por la ingle o el brazo, han especificado los facultativos.

"Cualquier futuro en el mundo de la medicina cardíaca pasa por la colaboración entre cirujanos cardíacos y hemodinamistas", ha asegurado Sureda, que también ha afirmado que esta operación servirá para facilitar la cooperación y coordinación entre las diferentes áreas de un hospital.

En esta línea, Castro también ha dicho que tanto cirujanos cardíacos como hemodinamistas tratan patologías del corazón "y es necesario seguir avanzando en una mayor colaboración".

Tanto el quirófano híbrido como esta modalidad de operación son aprovechadas no sólo en las cirugías cardíacas, sino también en el ámbito de la neurocirugía y la cirugía vascular.

Contenido patrocinado

Otras noticias