Buscar

Confirman 700 casos de enfermedades transmitidas por mosquitos en tres años

EFE
26/03/2019 - 14:30

Barcelona, 26 mar (EFE).- La Agencia de Salud Pública de Cataluña ha confirmado que en el periodo 2015-2018 se han declarado 700 casos de enfermedades transmitidas por mosquitos, de los que 371 son de dengue, 183 de zika y 146 de chikungunya, de los que sólo uno fue autóctono y, el resto, importados de países endémicos.

Para vigilar y prevenir la presencia y proliferación de los mosquitos, la Agencia de salud catalana ha impulsado el proyecto de investigación PICAT (Plataforma integral para el control de arbovirosis en Cataluña), que supone la integración de los principales actores implicados: epidemiólogos, asistenciales, entomólogos y virólogos.

Por lo que se refiere al virus del Zika, en Cataluña se ha hecho el seguimiento a 116 mujeres gestantes, y también de sus bebés.

Estos datos sobre infecciones y la nueva plataforma PICAT han sido comunicados este martes por el secretario de Salud Pública de Cataluña, Joan Guix; la subdirectora general de Vigilancia y Respuesta a Emergencias de Salud Pública, Mireia Jané; e Israel Molina, de la Unidad de Medicina Tropical y Salud Internacional del Hospital de la Vall d'Hebron, de Barcelona, en rueda de prensa.

Estos tres expertos han participado también este martes, entre otros, en una jornada sobre la innovación en el control de las arbovirosis transmitidas por mosquitos en Cataluña, en la que se ha puesto en relieve la sinergia necesaria entre la salud pública y la investigación, para controlar estas enfermedades.

Las arbovirosis son infecciones transmitidas por vectores (artrópodos, como los insectos y las arañas) que afectan cada año a millones de personas en todo el mundo y una de las cuales, el dengue, ha sido considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una de las diez amenazas de salud pública prioritarias para los próximos años.

Joan Guix ha explicado que las enfermedades transmitidas por mosquitos son "un problema importante que puede ir a más por la globalización" en los próximos años.

Por este motivo, Cataluña revisó en 2018 un primer protocolo de actuación elaborado en 2014 y ahora se apuesta por trabajar en cooperación con los investigadores y ciudadanos e incluso ir más allá y crear modelos innovadores de predicción del riesgo de aparición de brotes epidémicos autóctonos, como ya ha sucedido en Italia y Francia.

Así, la nueva plataforma PICAT identifica a todos los actores que trabajan en el diagnóstico y control de las arbovirosis e integra a especialistas médicos y también de atención primaria, que son los primeros en alertar sobre estas infecciones, además de investigadores y científicos.

Por su parte, Xavier Rodó, investigador ICREA y del Instituto de Salud Global de Barcelona, ha expuesto que el PICAT contará con las plataformas ArboCat, para la predicción de brotes de arbovirosis en Cataluña, y Mosquito Alert.

ArboCat funciona de forma similar a una plataforma desarrollada por la Universidad de Austin (Texas, Estados Unidos), aunque con la singularidad de que se hará una simulación de escenarios ante posibles brotes autóctonos, para los 941 municipios catalanes, y así minimizar riesgos.

Mosquit Alert es un proyecto de ciencia ciudadana sin ánimo de lucro, coordinado por diferentes centros de investigación públicos, con el objetivo de luchar contra la expansión del mosquito tigre y el de la fiebre amarilla, que incluye una aplicación en la que cualquier persona puede notificar un posible hallazgo y sus lugares de cría en la vía pública enviando una foto.

Guix ha remarcado que muchas de las personas infectadas no presentan síntomas graves pero algunas sí que pueden tener complicaciones y problemas de salud importantes, como ha sucedido con el zika.