Buscar

Carcedo avanza la pretensión de dar impulso a aportación estatal a la dependencia

EFE
28/03/2019 - 16:22

Fuenlabrada, 28 mar (EFE).- La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, ha avanzado en Fuenlabrada que desde su partido tienen la pretensión de "dar un impulso a la aportación estatal para la financiación de la dependencia" a las personas a las que se les reconoce el derecho.

"Estamos hablando de personas de edad muy avanzada y un porcentaje muy importante de grandes dependientes que tienen una situación muy perentoria y no pueden estar en esta situación", ha manifestado la ministra en una visita a la localidad madrileña de Fuenlabrada.

Carcedo, que ha asistido a la inauguración del XXV Congreso Anual de la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales, ha señalado que "no es de modo alguno aceptable que personas que tengan ese reconocimiento no tengan esa prestación" por lo que "es obligación de las administraciones públicas solventarlo".

"Nuestra pretensión era que en los Presupuestos Generales del Estado de 2019 poder realizar una aportación importante para intentar abordar la inclusión de estas personas en las prestaciones, pero no ha sido posible", ha insistido la ministra, que detalla que hay "casi 250.000 dependientes" en esta situación.

Carcedo ha explicado que, a lo largo de estos años, los recortes que se vinieron realizando sobre la financiación -"sobre todo por parte de la administración general del estado", ha recalcado- ha conllevado que "las comunidades autónomas hayan sido las que han soportado el mayor volumen de financiación".

"Es una responsabilidad compartida entre el Gobierno central y las comunidades autónomas, porque así lo decidió la ley, y somos conscientes de que necesitamos dar un impulso a la aportación estatal para la financiación", ha añadido, recordando que "hay más de un millón de personas incluidas en el sistema de dependencia".

La ministra de Sanidad también ha hecho referencia a la situación de las cuidadoras familiares, ya que "mayoritariamente son mujeres", que "se vieron obligadas a dejar sus trabajos e interrumpir su carrera laboral" para cuidar a sus dependientes "en un momento en el que había unas condiciones".

"La ley les protegía, les garantizaba la cotización de la seguridad social a cargo del estado, pero se encontraron que a partir del año 2012 no tenían esta cotización", ha lamentado, indicando que el Gobierno ya ha remitido un decreto para su aprobación de la diputación permanente para recuperar esa medida.

En este sentido, la ministra ha reiterado que "la ciudadanía lo primero que necesita es un mínimo de seguridad jurídica para tomar su propias decisiones y no se les puede cambiar las reglas de juego de esa manera en una decisión tan importante como es abandonar su puesto de trabajo".