Seleccion Editor eD

Opinión | Estación Termini

Rajoy introduciendo su voto en una urna. Imagen: Archivo

No hay dudas, la Legislatura está prácticamente agotada. Ahora le corresponde a Mariano Rajoy decidir si convoca elecciones generales para el próximo otoño o no. La situación está clara. El Gobierno ha cumplido lo que vino a hacer: sacar a España de la crisis económica. Los datos que se conocerán las próximas semanas sobre el segundo trimestre certificarán el inicio de la recuperación.

Las grandes reformas -laboral, pensiones, financiera, energética, fiscal- mal que bien se ha hecho, y a los flecos que quedaban se les ha dado luz verde con el decreto-ley del 4 de julio. Por tanto, ¡misión cumplida! Por si esto no fuese suficiente, para justificar la disolución del Parlamento siempre se puede argumentar que España ha inaugurado una nueva etapa de su historia con la coronación de Felipe VI.

Además, se puede añadir el inicio de una nueva Legislatura europea con el nombramiento de Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión y la entrada en el colegio de comisarios de hombres nuevos como Miguel Arias Cañete y Luis de Guindos.

Es cierto que queda pendiente por despejar el llamado caso catalán, pero tanto Rajoy como Artur Mas saben que este asunto no se puede abordar en profundidad en medio de una precampaña, por lo que tendrá que esperar a la próxima Legislatura. Para los estrategas de la Moncloa, con Arriola a la cabeza, no tiene sentido perder un año en luchas electorales, cuando es un periodo clave para consolidar la recuperación. Hay que aprovechar el rebote para coger a la oposición con el pie cambiado; para diluir la estrategia independentista que se está organizando en Cataluña; y frenar la descomposición electoral que el PP está sufriendo en Valencia, Madrid, Andalucía y Cataluña.

No se pueden ganar unas elecciones generales perdiendo las territoriales. Como en la película de Vittorio de Sica, (Estación Termini 1953), Rajoy se encuentra ante una decisión transcendental.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

joja
A Favor
En Contra

Tiene lógica lo que expone el sr. Guindal pero Rajoy desaprovecharía de esa manera un año de recuperación y bajaa de impuestos para recuperar votantes, lo cual no tiene sentido.

Puntuación 0
#1