Sociedad

José Luis Herrera, superviviente de suicidio: "Resurgí como el ave Fénix"

Madrid, 23 sep (EFE).- José Luis Herrera ha sobrevivido a cuatro intentos de suicidio, el último el año pasado, una situación a la que llegó después de no ver ninguna salida a su vida. Hoy se siente más reforzado como persona y asegura a Efe que "es como si hubiese resurgido cual ave Fénix".

Este canario de 49 años fue víctima de abusos sexuales en la infancia, lo que le provocó un trauma infantil que desembocó en fracaso escolar. Y tiene a sus espaldas "un importante currículum" de depresión, aunque quiere dejar claro que eso no le define como persona.

Tenía 19 años cuando intentó quitarse la vida por primera vez y a pesar de que se encontraba mal, no había pedido ayuda profesional. A este intento siguieron tres más.

"Empecé a escuchar voces tóxicas que me decían que no era útil en la sociedad, que era una basura, que no servía para nada, que me quitase la vida".

Antes de cada intento mandó señales de alerta a su entorno más cercano (compañeros y amigos) aunque no a su familia. "Al contrario de lo que se dice, siempre se suele avisar porque no queremos irnos, lo que queremos es dejar de sufrir".

Pone el acento en que "el sufrimiento no tiene baremos. Se sabe lo que duele partirse un pie o una cadera, pero ¿qué es lo que pasa por la cabeza?, el dolor no es tangible pero se sufre mucho, mucho, mucho..".

José Luis avisó. ¿qué falló entonces? ?¿por qué nadie se hizo eco de su llamada de desesperación?. Herrera dice no tener respuesta: "No lo sé porque yo sí lo verbalicé en mi entorno".

No obstante, es una pregunta que no se ha planteado, "pero sí he visto lo que pasó después, porque ellos mismos fueron los que me sacaron de esa situación", asegura.

¿Que pasa por la cabeza de una persona para querer quitarse de en medio?. En su caso, "no dormir absolutamente nada, mis neuronas iban pasadas de rosca y no aguantaba más, no veía ninguna salida".

Fue a partir de empezar a recibir ayuda cuando se sintió "más acompañado, más respaldado".

Ahora su vida es otra. "Mi amigo Enrique, que fue la persona que movilizó a todo mi entorno, me dijo que esto me iba a cambiar completamente, que iba a reforzarme muchísimo más como persona y creo que acertó de pleno".

De hecho, está "bastante más centrado, más equilibrado, con mis días como todos, unos días mejores y otros peores..".

Se considera un privilegiado "porque he sido una persona que he pasado un empoderamiento, he crecido y no estoy sobremedicado", pero advierte de que "esto no es la realidad" de la enfermedad mental (el 90 % de las personas que se suicidan tienen algún tipo de trastorno mental).

En la actualidad se dedica "plenamente" al voluntariado dentro de la organización Salud Mental España tratando de ayudar a personas con problemas mentales "o lo que ahora se conoce como 'discapacidad psicosocial'" y que cómo él han intentado quitarse la vida o tienen ideas suicidas.

Así, da charlas de sensibilización, hace un programa de radio y ofrece su testimonio cuando se lo piden. "Hago todo lo que puedo".

"Tengo el compromiso de ponerle voz a esas personas que tienen problemas de salud mental y no pueden manifestarse o no tienen la facilidad de expresión para ello".

José Luis lamenta la desinformación que existe sobre un tema tan controvertido, estigmatizante y tabú como es el suicidio, incluso entre los propios profesionales y los que trabajan en el ámbito de la salud mental. "No sabemos manejarlo bien, porque no hay información específica al respecto".

Pero lo que sí tiene claro es que "siempre hay esperanza".

Teresa Díaz

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin