Buscar

Instituciones Penitenciarias triplicará sus módulos especiales para personas con discapacidad

21/11/2019 - 12:46

Instituciones Penitenciarias triplicará los módulos especiales para personas con discapacidad intelectual privadas de libertad, que van a pasar de dos a seis, según anunció su secretario general, Ángel Luis Ortiz, en un encuentro organizado por Servimedia.

En la actualidad, existen dos módulos específicos en Segovia y en Estremera (Madrid) y otro en Quatre Camins (Barcelona), dependiente de la Generalitat de Cataluña.

El plan de Instituciones Penitenciarias es abrir cuatro nuevos módulos en cárceles de su competencia: en la Comunidad Valenciana, Andalucía, Madrid (en un centro de mujeres) y en la localidad madrileña de Alcalá de Henares (en un centro para 3º grados o internos en régimen de semilibertad que se encuentran en la última fase de cumplimiento de condena).

Según Ortiz, "tenemos el firme propósito de ampliar este programa", a fin de que puedan acogerse a él más reclusos en esta situación sin caer en el desarraigo. Además, estos módulos para personas con discapacidad recibirán, a partir de ahora, el nombre de ?módulos Integra?.

En colaboración con Plena Inclusión España, que representa a las personas con discapacidad intelectual e inteligencia límite, estos módulos ofrecen a los reclusos un entorno más adaptado a sus necesidades, atendido por un equipo multidisciplinar.

Allí realizan talleres, asisten a clase, participan en asambleas y reciben explicaciones sobre el funcionamiento del sistema. "Nuestro objetivo es que estas personas tengan un trato similar y con la misma garantía de derechos que el resto de reclusos", indicó Ortiz.

PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN CÁRCELES

El secretario general de Instituciones Penitenciarias relató que las cárceles españolas albergan a 3.773 presos con discapacidad reconocida a día de hoy. De ellos, 1.205 tienen discapacidad psíquica; 248 intelectual; 942 discapacidad física; 96 tienen discapacidad sensorial, y 1.292, multidiscapacidad.

Sin embargo, estos son solo los que tienen un certificado acreditativo, ya que destacó que en prisión se detectan muchos más casos. En total, hay 5.097 personas con discapacidad en las prisiones españolas, lo que significa que casi un 26% entraron en la cárcel sin ser diagnosticados.

Para la responsable del departamento jurídico de Plena Inclusión, Inés de Araoz, esto supone "una vulneración de sus derechos", pues significa que muchos reclusos pasaron por un juicio sin entender bien lo que sucedía".

"Ni comprendían por qué se les juzgaba, ni qué implicaban las penas", afirmó.

Además, prosiguió, el espacio penitenciario debe estar adaptado a sus necesidades, y esto no suele suceder. De ahí la creación de los módulos especiales de Instituciones Penitenciarias, con una capacidad de alrededor de 120 reclusos (que no están completos en la actualidad).

Por su parte, Plena Inclusión desarrolla desde hace 25 años un programa de intervención con presos con discapacidad intelectual, encaminado tanto a la prevención de delitos, como a la prestación de apoyo en el proceso judicial y en la cárcel, así como a la posterior ayuda en la reinserción.