Buscar

Los maquilladores de muertos se sienten cada vez más aceptados

1/05/2009 - 10:01

Un tanatopráctico de la Funeraria de Vic (Barcelona), Joaquín Berrocal, explicó que con los años, la sociedad ha ido evolucionando y cada vez "acepta" más su profesión, aunque añadió que "siempre hay alguien que no les entiende".

BARCELONA, 1 (EUROPA PRESS)

En este sentido, Berrocal, recordó que cuando empezó a dedicarse al embalsamamiento de cadáveres "cuando iba a un bar la barra se quedaba vacía". Sin embargo, ahora "hay gente a la que le interesa" su trabajo y, según señaló, algunos hasta le "admiran".

Este tanatopráctico comentó que su función no es "sólo la de embalsamar y maquillar cadáveres", sino que se ocupa de hacer cualquier tarea que suponga "acondicionar e higienizar" al fallecido.

A PENAS HAY 100 EN TODA ESPAÑA

Berrocal señaló que el número de personas que se dedica a la tanatopraxis va aumentando con los años y actualmente se sitúa en unos 100 en toda España. En este sentido, insinuó que el escaso número de profesionales de este sector pueda deberse a que tengan que ir a otros países como Francia para conseguir el título, ya que en España no está reconocido.

Asimismo, comentó que el trabajo de los tanatoprácticos "cada vez está más solicitado" porque "se nota mucho cuando un cadáver ha pasado por la manos de un profesional". De este modo, comentó que no es comparable el trabajo que pueda hacer un maquillador al que realice un tanatopráctico, ya que este último, por unos 200 euros, extraerá la sangre del fallecido evitando así que el cuerpo tenga moretones o rojeces.

Finalmente, señaló que los tanatoprácticos son "la parte más humana de la muerte", ya que ayudan "a pasar la peor parte del duelo" y contribuyen a que los familiares de los fallecidos no sufran al ver el estado en el que quedó el cuerpo de sus seres queridos.