Buscar

Disidentes, activistas y parlamentarios de Corea del Sur piden aprobar una ley por los Derechos Humanos en el Norte

25/04/2011 - 14:03

Un grupo de disidentes y activistas norcoreanos pidieron este lunes al Parlamento de Corea del Sur que apruebe la ley en favor de la mejora de la situación de Derechos Humanos y las reformas democráticas en el país comunista.

SEÚL, 25 (EUROPA PRESS)

Un grupo de disidentes y activistas norcoreanos pidieron este lunes al Parlamento de Corea del Sur que apruebe la ley en favor de la mejora de la situación de Derechos Humanos y las reformas democráticas en el país comunista.

En la ceremonia de apertura de la Semana por la Libertad de Corea del Norte, alrededor de 100 disidentes residentes en Seúl, activistas de Derechos Humanos y parlamentarios se reunieron en el Parlamento en Seúl para discutir sobre las formas de abolir los campos de concentración en el Norte y aprobar la ley que pretende mejorar los Derechos Humanos en el país, según informó la agencia de noticias Yonhap.

Corea del Norte ha recibido infinidad de críticas por sus abusos contra los Derechos Humanos, desde el encarcelamiento de miles de prisioneros políticos hasta ejecuciones públicas. Pyongyang niega dichas acusaciones, asegurando que se tratan de intentos liderados por Estados Unidos para acabar con su régimen.

"Representando a los 24 millones de norcoreanos que sufren abusos contra los Derechos Humanos por parte del régimen de Kim Jong Il, pedimos a los parlamentarios surcoreanos que aprueben la ley por los Derechos Humanos en Corea del Norte", explicó la coalición de 27 grupos de disidentes a través de un comunicado.

Corea del Sur ha recibido a 20.000 desertores del régimen de Pyongyang desde el fin de la Guerra de Corea (1950-53). Estados Unidos ha dado asilo a unos 100 norcoreanos desde la aprobación de la Ley de Derechos Humanos en Corea del Norte en 2004.

Este evento anual, que se celebra en Washington desde 2004 para promocionar los Derechos Humanos y la libertad en el Norte, ha llegado este año a Seúl por segunda vez consecutiva para permitir que se involucren los desertores residentes en Seúl y los grupos de activistas.

"Me causa gran tristeza que no se apruebe la ley de Derechos Humanos para Corea del Norte en la Asamblea Nacional (...) a pesar de que Corea del Sur está obligada a cuidar a los norcoreanos", aseguró Kim Moo Sung, líder de la mayoría en el Parlamento del gobernante Gran Partido Nacional (GNP). "Estoy barajando la posibilidad de invocar mi autoridad para presentar la ley", añadió.

El ministro de Unificación, Hyun In Taek, también pidió la aprobación de la ley. "Estamos seguros de que la promulgación de la ley por los Derechos Humanos en Corea del Norte no dañará el desarrollo de las relaciones entre ambas Coreas", indicó Hyun. "Creo que dicha afirmación se basa en emociones y es irresponsable", añadió.

LEY POR LOS DERECHOS HUMANOS

La ley por los Derechos Humanos en Corea del Norte se encuentra en un limbo desde hace años en el Parlamento surcoreano, ya que está bloqueada por los diputados opositores que aseguran que esta norma podría dañar las relaciones entre ambos países.

Esta ley se parece a la aprobada por Estados Unidos en 2004 para ayudar a la disidencia norcoreana en Estados Unidos y apoyar la democracia en el restrictivo país, y a una similar de Japón aprobada en 2006.

Song Yoon Bok, líder del grupo "Sin Fronteras" con sede en Japón, aseguró que el régimen de Pyongyang ha excavado varios túneles para acabar con los prisioneros políticos que están detenidos en caso de que el Sur o Estados Unidos consigan el fin de la dictadura. "Corea del Norte está preparando asesinatos masivos, ya que los testimonios sobre los campamentos de prisioneros les perjudicarían", denunció Song.

Según el Ministerio de Unificación, el régimen de Pyongyang tiene a más de 150.000 personas encarceladas en campamentos para prisioneros políticos y familiares de disidentes sin ningún proceso legal.