Sociedad

Desarticulada en Madrid una banda que robaba remolques completos de mercancía con cabezas tractoras

No dudaban en hacerse pasar por Agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para evitar ser descubiertos.

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Guardia Civil, pertenecientes al Grupo de Delincuencia Organizada (GDO) de la Comandancia de Madrid, han finalizado la operación '12 de Octubre' con la detención de los 17 integrantes de una activa banda de delincuentes, especializados en el robo de mercancía en áreas de servicio y centros logísticos de transporte, incluso utilizando cabezas tractoras para robar remolques completos, ha informado la Benemérita.

Este dispositivo también ha permitido descubrir el entramado dedicado a la receptación de la mercancía, la cual era puesta, de forma inmediata, a la venta entre su amplia red de distribuidores.

La operación tuvo su inicio en el mes de agosto pasado, cuando el Grupo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de Madrid, en su labor de estudio y análisis de la criminalidad, observó la repetición de un patrón delincuencial en robos donde el objetivo principal de los delincuentes eran vehículos dedicados al transporte de mercancías, especialmente aquellas relacionadas con telefonía móvil, electrodomésticos, cosméticos y productos alimentarios.

Estos hechos motivaron la puesta en marcha de una serie de dispositivos discretos de vigilancia en aquellas áreas de servicio y zonas de carga y descarga de empresas susceptibles de ser asaltadas que, poco después, daba sus frutos, logrando detectarse por Unidades de Seguridad Ciudadana uno de los vehículos empleados por dicha organización criminal.

El GDO, con esta información y con la que había ido recopilando hasta el momento comenzó una vigilancia exhaustiva sobre dicho grupo de delincuentes, poniéndose de manifiesto la meticulosidad del mismo y las altas medidas de seguridad que tomaban, tal y como lo demuestra el hecho de que, en sus acciones delictivas, dedicaban de uno a tres vehículos para efectuar contra vigilancias y dar seguridad al resto de delincuentes que materializaban el hecho ilícito.

Así se dio el caso que, una parte de los ahora detenidos, en una de dichas contravigilancias, ante el temor que los agentes que les estaban investigando fueran otros delincuentes que pretendieran robarles, dos componentes de esta organización criminal ahora desarticulada, se identificaron como agentes de la Guardia Civil que se encontraban vigilando la zona, exhibiendo una placa identificativa que ha podido ser recuperada en los registros efectuados.

Los componentes de esta organización criminal, si bien trataban de evitar los enfrentamientos con las víctimas, para que el hecho delictivo consistiese en un robo con fuerza, no dudaban en enfrentarse a las mismas y agredirlas si era necesario para culminar el robo de la mercancía, tal y como ocurrió en uno de los hechos delictivos que se les imputa.

Durante el tiempo que han durado las investigaciones, la Guardia Civil ha constatado el alto grado de jerarquía que caracterizaba a este grupo del que, tras numerosas vigilancias y gestiones, se pudo comprobar que estaba formado por 17 personas, cada una de ellas con tareas perfectamente diferenciadas.

La banda estaba liderada por un ciudadano español, que llevaba el peso de las acciones ilícitas y que había estructurado perfectamente el grupo delincuencial. De esta manera, el que destacaba por su pericia al volante era dotado de coches de gran cilindrada que se dedicaba a las labores de vigilancia, el que poseía carnet de camión era el encargado de conducir la cabeza tractora, los menos habilidosos se encargaban de descargar y cargar la mercancía cuando la misma era sustraída por métodos más tradicionales.

Asimismo, contaban con un grupo dedicado a la receptación de la mercancía, la cual era puesta de forma inmediata en el mercado, bien en forma de venta directa a conocidos o a través de los mercadillos que se establecen, de forma semanal, en las poblaciones.

Tras lograr ubicar los domicilios de los principales encausados, el pasado día 9 de noviembre se procedió a realizar, con la oportuna Autorización Judicial, los registros oportunos donde se han recuperado gran cantidad de armas de fuego, munición, armas blancas, joyas, lotes de colonia y cosmética, placas identificativas, dinero en efectivo, material audiovisual, 34 palets de mercancía y seis vehículos, algunos de alta gama.

Individualmente, a los detenidos se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, robo con violencia e intimidación, robo con fuerza, receptación, falsedad documental y blanqueo de capitales.

Aunque no se puede valorar el importe del género total sustraído por esta organización criminal, se calcula que el valor de los géneros recuperados se acerca al millón de euros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin