Sociedad

SEO/Birdlife lamenta la muerte de 6 ejemplares de águila imperial ibérica en Castilla-La Mancha, al parecer por veneno

La organización de conservación de aves SEO/Birdlife ha denunciado la muerte de seis ejemplares de águila imperial ibérica en Castilla-La Mancha, en la finca La Encomienda de Mudela (Ciudad Real), al parecer por haber ingerido veneno.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Así, SEO/Birdlife lamenta el "alarmante" inicio de 2012 para la especie, la rapaz más amenazada de Europa. El fallecimiento de estas aves se conoció este jueves y, aunque las causas aún están por confirmar, los primeros indicios apuntan a un nuevo caso de envenenamiento masivo.

Agentes medioambientales de la comunidad autónoma, entre ellos los pertenecientes a las Unidades de Veneno del Life+ VENENO, y el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil están explorando el área afectada en busca de otras especies afectadas.

La desaparición de este número de ejemplares significa una reducción "muy importante" de la población del águila imperial ibérica en la región y pone en peligro la recuperación de la especie a nivel nacional, ya que sus poblaciones se encuentran 'en peligro de extinción', de acuerdo al Catálogo Español de Especies Amenazadas.

La ONG recuerda que dar muerte a una especie amenazada constituye un delito según el artículo 334 del Código Penal, que en este caso concreto implica una pena de más de tres años de prisión, por tratarse de una especie catalogada en peligro de extinción.

En este contexto, SEO/Birdlife espera que se realicen las investigaciones pertinentes y que caiga todo el peso de la ley sobre los culpables, por "cometer este atentado contra la conservación de la emblemática especie" que pone en jaque "todos" los esfuerzos realizados para sacar la población del riesgo de extinción tanto por la Red de Custodia Alzando el vuelo de la ONG y por parte de las administraciones públicas.

Además, la organización destaca "la encomiable y coordinada labor" realizada por el SEPRONA y los agentes medioambientales en este caso.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin