Buscar

Bar Refaeli: Justin y yo "nos casaremos algún día"

29/05/2012 - 12:51

Bar Refaeli se ha tomado en serio su búsqueda de cazar hombres. Y, ahora, ha mencionado a dos hombres que le atraen: Justin Bieber y Tom Cruise. El nombre que más ha llamado la atención es el de la estrella de la música Justin Bieber que, al parecer, no solo enamora a las adolescentes sino también a las que son un poco más mayorcitas.

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El jueves de la semana pasada Bar Refaeli acudía a la fiesta, en Nueva York, de la revista 'Maxim' tras haberla declarado como la mujer más sexy del mundo. Así, la modelo israelí encabeza la lista de las 100 mujeres más picantes de todos los rincones del planeta. Y en su aparición, no dudó, en hablar con la prensa.

La revista Us Weekly abrió su portada del día siguiente con unas declaraciones de la modelo: "Justin Bieber y yo nos casaremos algún día". Y es que parece ser que a Selena Gómez no le dejan a su chico en paz. Primero que si los rumores sobre su supuesta crisis de noviazgo y ahora que si 'la mujer más sexy' se fija en él.

La modelo bromeó con la revista y añadió: "También me gusta Tom Cruise. Es muy elegante. Me gustó cuando interpretó el papel de Jerry Maguire (la película de David Cameron llamada Jerry Maguire) y otros roles similares.

Bar Refaeli dijo también que le chifla Jennifer Lawrence en Los Juegos del Hambre. "Ella es lo que a una mujer le gustaría ser. Es natural, y tiene los pies sobre la tierra. Creo que ella es todo eso", comentaba la modelo de los trajes de baño.

Como podemos ver, a la modelo no le da verguenza mostrar sus preferencias. Hace una semana, contó en el programa de Conan O'Brian que, a pesar de su físico, ningún hombre flirteaba con ella. Eso sí, a la hora de describir su prototipo de hombre dejó claro que le gustan con la dentadura perfecta, y Justin Bieber y Tom Cruise pasan la prueba.

Esperemos que Bar Refaeli consiga a su hombre perfecto. Por el momento, sabemos que en la edad no se fija. Ellos pueden ser grandes o pequeños. Para ella, el amor no entiende de edades.