Sociedad

La Policía desmantela una red de tráfico de drogas en Vila-real (Castellón) y detiene a 21 personas

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Vila-real (Castellón) a 21 personas, 4 mujeres y 17 hombres, entre 27 y 45 años, que supuestamente formaban parte de un entramado de distribución de sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, según ha informado este Cuerpo de Seguridad en un comunicado.

CASTELLÓN, 7 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Vila-real (Castellón) a 21 personas, 4 mujeres y 17 hombres, entre 27 y 45 años, que supuestamente formaban parte de un entramado de distribución de sustancias estupefacientes, principalmente cocaína, según ha informado este Cuerpo de Seguridad en un comunicado.

Hace más de tres meses se inició en la localidad de Vila-real una investigación contra el tráfico de drogas al menudeo, en el que el 'capo' de la misma, alias 'Kuman', presuntamente movilizaba y llevaba en su red a un gran número de jóvenes de este pueblo, unos amigos y otros clientes, a los que servía en dosis grandes cantidades de cocaína al menudeo. Entre los detenidos se encuentra el propietario de un pub.

Este entramado traficaba de forma constante, en pequeñas cantidades, y llegaba a servir a la semana unos 200 gramos, que en el mercado negro hubieran supuesto un volumen de negocio de unos 40.000 euros al mes. La distribución de las papelinas de cocaína se realizaba en dos domicilios de 'Kuman', aunque también pactaban citas en otros puntos de la localidad.

De igual modo, uno de los detenidos que regentaba un bar de copas guardaba la droga sobre las cámaras frigoríficas en recipientes de 'chucherías'. La marihuana estaba dispuesta en bolsitas de diferentes pesos y tamaños y la cocaína en papelinas en dosis más o menos grandes. En la distribución le ayudaban su compañera y su hija que trabajaban en el bar.

PUNTOS NEGROS

Entre los días 1 y 2 de Junio se ha desarrollado en esta localidad la 'Operación Kuman', en la que se han se han desmantelado tres "puntos negros" de venta de droga, mediante el registro de dos domicilios y un bar de copas. En uno de los domicilios, durante los registros, el detenido intentó deshacerse de la droga arrojándola por un desagüe, que fue rescatada por los policías en el alcantarillado.

Tras los tres registros, los agentes incautaron, entre otros efectos, 647 gramos de cocaína, 55 gramos de marihuana, dos balanzas de precisión, 4.130 euros en efectivo, teléfonos móviles y útiles para embalar la droga y para la siembra de cannabis. La droga ha sido tasada en más de 38.000 euros.

La investigación policial aún continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones. Cuatro de los detenidos cuentan con antecedentes policiales por delitos varios como robo con fuerza, daños y atentado a agente de la autoridad. Nueve de los detenidos han sido puestos a disposición de la autoridad judicial y el resto, tras prestar declaración, han sido puestos en libertad con cargos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin