Buscar

Experta en Derecho Civil defiende la custodia compartida, aunque avisa de que su éxito depende de numerosas condiciones

13/06/2012 - 19:20

La custodia compartida es "la situación más aconsejable para el menor", aunque su éxito depende de "numerosas condiciones que se requieren", según ha señalado la profesora agregada de Derecho Civil de la Universidad CEU San Pablo, Begoña Fernández González.

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La custodia compartida es "la situación más aconsejable para el menor", aunque su éxito depende de "numerosas condiciones que se requieren", según ha señalado la profesora agregada de Derecho Civil de la Universidad CEU San Pablo, Begoña Fernández González.

El ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, se ha comprometido en el Congreso a presentar en seis meses una Ley nacional de Custodia Compartida, que priorice el derecho del menor por encima del de los padres, y donde sea el juez el que tenga la libertad de elegir el modelo que considere más conveniente para el niño, si la custodia compartida o la monoparental.

Para la profesora Fernández González, "la custodia compartida puede resultar muy aconsejable para los menores en situaciones en las que ambos progenitores desarrollen tanto una aptitud suficiente para el cuidado y desarrollo del menor, como una actitud proclive y favorable a que los hijos comunes sigan manteniendo una relación afectiva con ambos".

En este sentido, a su juicio, el cambio que ahora se propone desde el Gobierno "supone un pequeño avance respecto a la regulación vigente, que se concreta en la atribución de más poder decisorio al juez" y en la práctica, va a suponer unja mayor responsabilidad para los padres y para el propio Juez, quien debe "decidir qué es lo que más le conviene al menor".

No obstante, la experta ha matizado que, "si se atiende a la mayoría de los casos", existen "numerosas condiciones" para una exitosa custodia compartida: muy bajo nivel de conflicto entre los progenitores, buena comunicación y cooperación entre ellos, residencias cercanas o geográficamente compatibles; rasgos de personalidad y carácter del hijo y los padres compatibles; edad del menor, que permita su adaptación, entre otras.

En definitiva, "características de los progenitores como madurez personal y capacidad para separar el plano de la relación de pareja de sus roles como padres", ha concluido la experta.