Sociedad

Refuerzan la seguridad en la valla de Melilla por el riesgo a nuevos asaltos

Inmigrantes ilegales que han conseguido cruzar la frontera. Imagen: EFE

El Gobierno ha decidido reforzar la seguridad y vigilancia del perímetro fronterizo de Melilla ante el convencimiento de que habrá nuevos asaltos de inmigrantes como los que se han venido registrando en los últimos días.

Así lo ha asegurado hoy en rueda de prensa el delegado del Gobierno, Abdelmalik El Barkani, quien ha anunciado que un Grupo de Reserva de Seguridad (GRS) de la Guardia Civil llegará en las próximas horas a la ciudad, y que se sumará a otros dos que ya estaban en Melilla, uno de los cuales tenía previsto marcharse ayer, pero que permanecerá a raíz de los últimos acontecimientos.

En total, más de 60 agentes se suman a la plantilla estable del instituto armado, especializados en el control de masas, que se unen a la presencia casi permanente de un helicóptero de la Guardia Civil, que ejerce labores de vigilancia tanto de día como de noche.

El Barkani ha señalado que el problema de la inmigración en Melilla no es nuevo, ya que se lleva registrando durante años y, de forma periódica, se producen acontecimientos como los que ocurrieron ayer, con una avalancha de inmigrantes.

Respecto al número exacto de subsaharianos que han accedido en el último asalto a la ciudad, ha dicho que los cálculos aluden al centenar de personas, un dato que, sin embargo, puede variar en las próximas horas, tanto al alza como a la baja, en función de que los inmigrantes se vayan personando en dependencias policiales o en el Centro de Estancia Temporal (CETI).

Es precisamente en el CETI donde se produce una situación de saturación, ya que se calcula que el número de acogidos pueda alcanzar incluso las 1.000 personas, pese a que su capacidad idónea es de 480.

"Esto no nos coge de sorpresa a nadie", ha dicho El Barkani, quien se ha mostrado convencido de que "volverán a intentarlo", ya que existe un grupo de personas al otro lado de la frontera que son "engañadas" desde su país de origen por las mafias que se lucran de ellos, porque "les han prometido el nuevo mundo" y creen que llegando a Melilla se les solucionan sus problemas.

"Estoy convencido que eso va a volver a ocurrir hoy, dentro de un rato, mañana, esta noche o pasado. Y así estaremos hasta que, entre todas las instituciones, podamos ponerle solución a un problema que no sé si tiene solución definitiva, pero sí que se puede mejorar", ha afirmado.

"Hay que acabar con las mafias"

Para el delegado, es necesario "identificar y acabar" con las mafias, misión que, considera, requiere la implicación de la Unión Europea.

Ha valorado la colaboración que está prestando Marruecos, que también ha reforzado su presencia policial, y que ha impedido que otro grupo de entre 50 y 70 inmigrantes la pasada noche se haya acercado a la valla de Melilla.

El Barkani ha dicho que esta forma de inmigración es "inadmisible", y por ello hay que luchar contra ella de una manera conjunta.

Ha aludido a la "agresividad" que manifiestan los inmigrantes, armados con piedras y palos, lo que ha causado heridos entre los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y que realizan "ademanes de victoria y de triunfo" cuando entran a territorio español.

El delegado ha expresado su apoyo y respaldo a los agentes, especialmente a los de la Guardia Civil, quienes, afirma, "no están para abrirle la puerta al inmigrante".

"Si vinieran en son de paz no habría ningún problema ni ningún herido", ha aseverado.

La Delegación del Gobierno va a mantener la línea de trabajo "habitual", buscando salidas de inmigrantes a la península, para que el CETI sea un centro temporal y no de internamiento.

comentariosicon-menu1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

fff
A Favor
En Contra

Si los siguen mandando a la península esto terminara mal

Puntuación 0
#1