Sociedad

El Senado negociará el martes 170 enmiendas de la oposición a la reforma de la Ley de Costas que el PP no ha admitido

El PP recomienda a Greenpeace que exija a la Junta de Andalucía la demolición de El Algarrobico, que seguirá siendo "ilegal"

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado debatirá y negociará el próximo martes 170 enmiendas de todos los grupos de la oposición a la Ley de Costas que el PP no ha admitido este jueves en la Ponencia sobre este proyecto.

El informe de la Ponencia de la modificación de la ley de Costas ha incorporado este jueves 16 de las 17 enmiendas del Partido Popular y ninguna del resto de grupos parlamentarios, que han votado en contra del dictamen del Proyecto de Ley de protección y uso sostenible del litoral y de modificación de la Ley de Costas de 1988, cuya votación en el Pleno del Senado se prevé para el próximo 23 de abril, según han informado a Europa Press fuentes socialistas.

Así, el portavoz del PSOE en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del Senado, Miguel Fidalgo, ha señalado a Europa Press que el PP ha dejado fuera la enmienda 178 porque "quiere retocarla" y ha criticado que no se haya admitido ninguna de las más de 170 enmiendas planteadas por el resto de los grupos.

El senador ha subrayado que el PSOE está "en contra" de esta ley de forma "muy beligerante" y ha dicho que aprobar esta norma es como plantar "un Prestige en las playas de toda España y para mucho tiempo", por eso considera que será una de las primeras leyes que un cambio de Gobierno tendrá que modificar "urgentemente".

Fidalgo espera que surja de los pueblos de la costa una nueva marea blanca, como la del Prestige, para defender el litoral de esta agresión porque, a su juicio, con esta ley, se abrirá la puerta a regalar la costa a los intereses económicos y de las grandes empresas, ya que se pondrá en el mercado una gran bolsa de suelo para inversores y especuladores.

Además, ha denunciado que la Ley no tiene en cuenta la subida del nivel del mar por los efectos del cambio climático y pide al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que "venga a pagar de su bolsillo" cuando se produzcan daños en inmuebles.

VOLVER AL FRANQUISMO

Igualmente, asegura la norma va en contra de la Constitución, que dice que la costa es pública y de todos los españoles y ha vaticinado que aumentarán los litigios. "Lo que es público, de todos, de tránsito y donde cabían las concesiones de 30 años, se recupera la concesión a perpetuidad, que era un término del franquismo, así como las compraventas y herencias y el permiso para que haya industrias contaminantes junto al mar", ha manifestado.

Por otro lado, ha criticado que la reforma de la Ley de 1988 incluya la revisión de todos los deslindes, después de 30 años de trabajo de funcionarios y técnicos así como de los tribunales, que en la mayoría de los casos fallaron a favor del Estado. "Ahora llega el PP y echa todo por tierra. Hay que defender una conquista de la democracia, que la costa es de todos. Se trata de una desamortización de la costa española y de los terrenos protegidos porque se prima la ilegalidad", ha insistido.

En este contexto, Fidalgo ha propuesto al partido de Gobierno que se acepte su enmienda 82 sobre los municipios porque "protege más" el litoral que la del PP y ha mostrado su disposición a transaccionar todas sus enmiendas con el PP hasta la votación de este proyecto en el pleno del Senado.

Mientras, el portavoz del PNV en la Comisión, José Cazalis, ha indicado que su grupo está intentando negociar alguna de sus enmiendas para conseguir llegar a algún acuerdo. Concretamente, tratarán de debatir las enmiendas de puertos al defender que la postura de su grupo es "más técnica" así como otras enmiendas relacionadas con la preservación del patrimonio privado.

"No hay necesariamente por qué mezclar la propiedad con la buena gestión del litoral, independientemente de quien sea el propietario", ha dicho Cazalis, que ha defendido que algunas propiedades databan de la edad media y estaban integradas en el paisaje. "Hay un término medio entre el todo y la nada", ha apostillado.

En este contexto, se ha mostrado optimista respecto a la negociación del texto definitivo de la Ley porque los senadores del PNV están empezando a hablar estos temas. "Todavía hay recorrido y esperemos que sea positivo", ha deseado. Asimismo, confía en que el PP acepte algunas modificaciones en una ley "tan socialmente respondida como esta" para lograr que busque el equilibrio entre preservación, uso, gestión del litoral y derechos de propiedad de los ciudadanos.

APERTURA AL DIÁLOGO

Por su parte, el portavoz del PP en la Ponencia de esta ley, Vicente Aparici, ha precisado que han reservado la enmienda 178, relativa a puertos, porque el Gobierno quiere modificar su redacción. Por ello, para conocer el texto definitivo habrá que esperar a la discusión en la Comisión de Medio Ambiente y Cambio Climático del próximo martes.

El senador popular ha destacado que ningún grupo parlamentario ha formulado, "de momento", ningún planteamiento de transacción y ha expresado su disposición al diálogo y al debate de las enmiendas con todos los grupos parlamentarios "hasta el momento anterior a la votación". "Esa posibilidad se la ofrezco a todo el mundo. No nos negamos al diálogo, aunque otra cosa es que lleguemos a ponernos de acuerdo", ha admitido.

En ese ámbito, ha dicho que no comparte "para nada" el planteamiento del PSOE respecto a los municipios indultados, por lo que se mantendrá el texto actual porque resuelve "mejor" la situación desde el punto de vista jurídico.

Finalmente ha insistido en que la nueva Ley "no va a legalizar situaciones ilegales" y se ha referido a la denuncia de Greenpeace, que considera que con la nueva Ley parte del hotel El Algarrobico, situado en el Parque de Cabo de Gata (Almería), será nuevamente legal.

A este respecto, ha desmentido "categóricamente" que la Ley permita que El Algarrobico siga en pie y ha recomendado a la ONG Greenpeace que exija al gobierno andaluz que de los pasos encaminados a derribar el citado hotel ilegal, puesto que ya Arias Cañete ha mostrado su disposición a dinamitarlo y a hacerse cargo del 50 por ciento del coste. "La nueva ley no va a permitir que se mantenga El Algarrobico porque no se van a legalizar situaciones ilegales", ha sentenciado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin