Buscar

PSOE Murcia recibe llamadas alertando de la situación de escolares "desnutridos" y pide al alcalde que "actúe"

7/06/2013 - 16:57
Más noticias sobre:

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Murcia está recibiendo desde hace semanas llamadas en las que se informa que "al igual que ocurre con los pequeños en Canarias, Cataluña, Andalucía y Valencia pasa en Murcia, de niños desnutridos que están pasando hambre en nuestro entorno, que no cenan ni desayunan y llegan sin fuerzas al colegio".

MURCIA, 7 (EUROPA PRESS)

El Grupo Municipal Socialista del Ayuntamiento de Murcia está recibiendo desde hace semanas llamadas en las que se informa que "al igual que ocurre con los pequeños en Canarias, Cataluña, Andalucía y Valencia pasa en Murcia, de niños desnutridos que están pasando hambre en nuestro entorno, que no cenan ni desayunan y llegan sin fuerzas al colegio".

"Hasta el momento, lamenta Pedro López, en Murcia no se ha puesto en marcha ningún mecanismo para detectar este problema que se está haciendo más patente este curso y que ha obligado a varias regiones de España a tomar medidas".

Por ello, López ha exigido al alcalde Miguel Ángel Cámara que "tome medidas antes de que finalice el curso y mantenga abiertos los comedores escolares en el municipio durante el verano, para garantizar que los niños murcianos que están pasando hambre hagan al menos las tres comidas".

En este sentido, el portavoz del PSOE recuerda a Cámara que en el pleno del pasado abril, el Grupo Socialista "ya planteó la adopción de esta medida que el PP municipal rechazó escudándose en que esto era competencia de la Comunidad Autónoma".

"Cuando hablamos de situaciones de máxima necesidad social hay que tomar decisiones y la responsabilidad del alcalde es que esto no siga ocurriendo en el municipio", asegura López, quien afirma que "la alarmante y dramática situación de muchas familias no está para tiras y aflojas y formalismos competenciales, sino para actuar desde ya mismo".

A su juicio, "si no hay dinero se busca, aunque sea recortando un 15 ó 20 por ciento los gastos destinados a fiestas tanto en pedanías como en la ciudad que suman 2 millones de euros".